Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
viernes
ene272012

Objetivo A La Vista

Ella fue la primera mujer de la historia en nadar los 32 kilómetros del Canal de la Mancha que separa Francia de Inglaterra (en 1950) y al año siguiente nadó la misma distancia de Inglaterra a Francia. Poco después, intentó sin éxito ser la primera persona en cruzar a nado el lago Ontario.

Entre la gran victoria del canal de la Mancha y la dura derrota del lago Ontario, Florence Chadwick, la nadadora estadounidense, se marco otro increíble objetivo: ser la primera mujer en nadar los 33 kilómetros que separan la isla Catalina de la costa de California. La mañana del 4 de julio, de 1952, el océano entre Catalina y California estaba cubierto por la niebla; Florence apenas podía ver los botes que le acompañaban para mantener alejados a los tiburones.

El primordial problema no era el agotamiento sino la temperatura escalofriante del mar. Después de nadar sin pausa, durante quince largas horas, sucumbió a la temperatura del agua y solicitó que la subieran a bordo de uno de las embarcaciones.

Su madre, que era también su entrenadora, la alentaba a continuar desde una de las barcas acompañantes porque ya estaba cerca del litoral. Pero lo único que divisaba Florence era la densa niebla; pudo estar a unos metros como a unos kilómetros de la costa… le daba ya igual.

La retiraron del agua, demasiado exhausta por el frío y el agotamiento para seguir nadando. Más tarde se enteró que estaba a mil metros de completar el nado y lograr su objetivo. Cuando supo lo cerca que había estado de llegar, se desahogó: “No tengo excusas, pero si hubiera divisado la costa, ¡lo hubiera logrado!”.

No fue la distancia ni el frío lo que la derrotó, fue la niebla. Cuando Florence Chadwick perdió de vista su objetivo, perdió también la voluntad de continuar.

Lo más interesante de este relato es que, dos meses más tarde, en un día sin niebla, ella completó a nado la travesía estableciendo una nueva marca de velocidad para el cruce entre Catalina y California.

¿Qué cambio esta vez? Ya que seguían siendo la misma isla, la misma costa, la misma distancia, las mismas aguas. La única diferencia entre la victoria y la derrota fue la capacidad para ver su objetivo.

Ahora bien, ¿cuál es la lección que podemos extraer de todo esto? Muy sencilla.

Si te propones algo en tu vida y no lo logras a la primera, a la segunda, ni si quiera a la tercera… persiste una y otra vez hasta que lo consigas. Pero sobre todo, asegúrate siempre de mantener bien a la vista el resultado final de lo que estás queriendo alcanzar.

Ya que cuando tienes la costa claramente visible en tu punto de mira, por muy cansado que puedas estar, accederás mejor a esa inagotable fuerza interior que te ayudará a seguir dando las últimas brazadas hasta llegar exitosamente a la orilla. Y, ¿acaso no es eso lo que uno pretende al iniciar cualquier travesía?

Todos hemos escuchado que, "ojos que no ven corazón que no siente". Experimenta a partir de ahora el poder de vislumbrar con claridad y de forma continuada tus más deseados objetivos, y concédete también el regalo de concluir tus travesías con la merecida celebración de llegar siempre a buen puerto.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que… 

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (2)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Response: link index service
    Excellent Web-site, Continue the beneficial job. Thank you!
  • Response
    Response: Mansker
    I found a great...

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Empezando De Cero | Main | ¿Sabías Que... »