Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
viernes
feb032012

Potencialidad Pura

Albert Einstein dijo en cierta ocasión: “Estamos atrapados dentro de las fronteras que marcan nuestros pensamientos”.

Básicamente, el tamaño, la forma y el colorido de nuestra experiencia están limitados solamente por los límites que ponemos a nuestros propios pensamientos, aquellos límites que no nos damos el permiso de cruzar. 

Es como si un muro invisible limitara toda nuestra experiencia.

Algunos hemos escuchado la expresión, “Me di de morros contra un muro”. Son nuestros patrones de pensamientos habituales los que forman los diminutos bloques de construcción de este invisible muro. 

Puede que hayas experimentado alguna vez el acto de hacer algo y luego verlo desde otra perspectiva y preguntarte: “¿Por qué he hecho eso?”. O puede que hayas tomado una mala decisión repetidas veces y luego te hayas quedado perplejo preguntándote: “¿por qué he seguido haciendo eso?”

La mayoría de nosotros experimentamos esa frustración o esa confusión, a pesar de conocer las razones por las que continuamos haciendo las cosas que hacemos. Incluso, cuando sabemos que a veces ni siquiera son buenas para nosotros ni tampoco para los demás.

Este tipo de acciones muestran el muro invisible en acción.  La buena noticia es que hoy en día existen herramientas para que seamos más conscientes de todas estas conductas, brindándonos la oportunidad para eliminar así aquellas que ya no nos sirven.

Imagina que tienes dibujados en una hoja de papel dos círculos. En un lado está el círculo que simboliza "La Cancha De La Potencialidad En Estado Puro". Ésta, es la esfera que representa las infinitas posibilidades del mundo – Riqueza, pobreza, éxito, fracaso, amor, odio, salud, enfermedad – todo aquello que es posible, y todo aquello que cualquier persona en un momento dado a lo largo de la historia ha experimentado ya, o pueda experimentar jamás en el futuro.

En el otro lado, está el otro círculo que te representa a ti. Esta esfera simboliza lo que experimentas en tu propio mundo. Tú eres el creador de tu propia realidad.  Tú eres, en última instancia, quien decide Qué y Quién forma parte de este mundo. 

Todo aquello que experimentas y cuánto percibes de esta realidad durante tu transcurso y desarrollo en la vida, depende solamente del grado en que te permitas a ti mismo abarcar más de "La Cancha De La Potencialidad En Estado Puro".

El área de solapamiento entre el círculo que representas “TÚ” y el círculo de "La Cancha De La Potencialidad En Estado Puro" es lo que da vida a tu singular realidad.

Piensa en esto por un momento. Todos vivimos inmersos en nuestro propio mundo, ¿verdad? Para ver más claramente esta idea vamos a contrastar los mundos de un culturista, un alto directivo y un pescador.

El culturista se levanta pronto por la mañana y se dirige al gimnasio. Dedica su día a planificar sus comidas y su rutina de pesas para trabajar sus músculos hasta el agotamiento. Su vida se centra en la siguiente competición que se avecina y para la cual ha estado entrenando exhaustivamente durante los últimos meses.

Tomemos al gran magnate de negocios. Su vida orbita alrededor del último trato y conseguir la mejor negociación posible. Viaja en el asiento de atrás de su limusina mientras lee el informe financiero de un nuevo negocio en el que está pensando invertir. Le están llevando al aeropuerto en donde embarcará en su propio avión privado con el fin de viajar al extranjero para acudir a una importante reunión en la que le invitarán a crear una prometedora alianza estratégica para su empresa.

Luego, tenemos al pescador. Éste se levanta pronto de madrugada para dirigirse con sus redes al océano en alta mar. Dedica sus días a pescar y a seleccionar los peces con el fin de llevarlos luego al mercado y venderlos. Por la tarde, se relaja con sus amigos en el puerto mientras se toman en cuadrilla unos vinos a la vez que juegan su partida habitual de cartas.

Unos Campos De Juego muy diferentes y también unos juegos muy distintos, ¿no lo crees?

La principal diferencia entre sus experiencias son sólo sus elecciones. Su mundo exterior no es más que un reflejo de su mundo interno, en concreto, sus creencias, sus valores, sus recuerdos, sus preguntas internas habituales, y otros filtros que constituyen su experiencia. Todos estos elementos se unen para formar las fronteras que marcan sus pensamientos, que a su vez crea una realidad diferente para cada uno de ellos.

No hay nada que pueda impedir que el pescador aprenda sobre la bolsa, las finanzas y los diferentes tipos de inversión desde su caseta en el puerto. No hay nada que impida al alto ejecutivo a que contrate a un entrenador personal para ponerse en la mejor forma física. No hay nada que impida al culturista a que se entregue en cuerpo y alma para convertirse en un pescador. No hay nada, absolutamente nada, ningún impedimento excepto las fronteras que marcan sus propios pensamientos.

¿Estás tú atrapado actualmente por tus pensamientos en alguna parcela de tu vida que ni siquiera te satisface? ¿Qué te frena a salir de ella? Piénsalo. ¿Qué te ha impedido liberarte para que puedas abarcar más de esa cancha de la potencialidad en estado puro? ¿Sigues creyendo todavía que hay otra cosa que te mantiene preso a parte de tus propias ideas?

En tal caso, ¿por qué no atravesar ahora ese invisible muro que has estado levantando con tus pensamientos, y te concedes hoy mismo la oportunidad de descubrir las infinitas posibilidades que te brinda la potencialidad de la vida en su estado más puro?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Nuevos Mundos | Main | Salte Del Círculo »