Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
miércoles
mar142012

¿Quién Controla A Quién?

Como bien sabemos, muchas personas en el mundo se sienten motivadas por querer controlar a los demás.

Pero si nos paramos a pensar más detenidamente, nos daremos cuenta de que no existe tal cosa como controlar a alguien. Es sencillamente una ilusión. Incluso la misma autoridad, o una pistola cargada sólo transmite cierto grado de poder y dominación. Existe, todavía en esas situaciones, el poder para elegir. La elección de decidir si quieres someterte a esa dominación, o no.

Cuando los chinos invadieron el Tíbet durante los años cincuenta, se adentraban en el país de forma sistemática para destruir los monasterios. Una vez allí, capturaban a los monjes y monjas del lugar, forzándoles a convertirse en personas laicas y obligándoles a realizar trabajos forzados, entre ellos, destruir las piezas de arte y su cultura.

Cuando los soldados chinos entraron abruptamente en un templo de una pequeña aldea, se encontraron que había sólo un monje sentado, meditando. Uno de los soldados se le acercó y le dijo gritando:  

“Levántate, escoria, levántate”

El monje se mantuvo inmóvil. Así que, el soldado chino con una expresión en su cara de repulsa, dio un giro alrededor del monje colocándose enfrente suya. Inmediatamente después le apuntó con su rifle y la afilada bayoneta que había colocada en el extremo del cañón. Estaba tan cerca que casi pinchaba la cara del monje, cuando le dijo:

“¿Sabes que en un abrir y cerrar de ojos puedo rebanarte el cuello y rajarte de arriba abajo”.

El monje abrió los ojos y le dijo:

“¿Sabías tú que, en un abrir y cerrar de ojos... puedo YO obligarte a que me cortes el cuello y me rajes de arriba abajo?”

Incluso en una situación de coerción, supremacía y dominación como esta, sigues teniendo siempre elección. Es simplemente cuestión de si crees que tienes la compostura para llevarla a cabo. 

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (1)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Superb Webpage, Carry on the fantastic work. Thank you.

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« La Boda Verdadera | Main | Susurros Del Corazón »