Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
lunes
mar262012

La Llave Maestra

Un anciano estaba sentado en una catedral tocando el órgano. Era el final del día y el sol del atardecer que alumbraba a través de los hermosos emplomados le daba al anciano una apariencia angelical.

Era un organista hábil, pero en este día especial las canciones que tocaba eran tristes y melancólicas. Este sería su último día, debido a que lo sustituiría un  individuo más joven.

De repente, el joven entró bastante bruscamente por la puerta trasera de la catedral. El anciano observó su entrada, sacó la llave del órgano, la puso en su bolsa y lentamente se dirigió hacia la parte de atrás de la catedral.

Mientras el anciano caminaba por delante del joven, este último extendió su mano y le dijo:”por favor, la llave”. El anciano la sacó de su bolsillo y se la entregó al joven, quien de prisa se dirigió al órgano. Hizo una breve pausa, se sentó en el banco, insertó la llave y comenzó a tocar.

El anciano había tocado hermosa y hábilmente pero el joven tocó con verdadero genio. Llenó la catedral, el poblado e incluso la campiña. Esta fue la primera exposición al mundo de la música de Johann Sebastián Bach. El anciano, con lagrimas que corrían por sus mejillas, dijo: “¿Y sí no hubiera dado la llave al maestro?”

Piensa por un momento. De todas las llaves que has recibido tú a lo largo de tu vida, ¿cuál, de entre todas ellas, has estado desarrollando y mejorando cada día para que forme parte de tu legado personal?

¿Y qué destrezas podrías seguir refinando de ahora en adelante para que cuando llegue tu relevo y te encuentre sentado al piano en la catedral de tu existencia, le puedas transferir la mejor de todas tus llaves con un gran sentimiento de orgullo en tu interior? Reflexiona ahora por un instante. ¿Crees que posees tú la suficiente habilidad como para mejorar y enriquecer la calidad de vida de los demás?

Descubre pues, el regalo tan positivo que recibirás cuando hayas forjado la gran llave de tu vida, y sepas también que las futuras generaciones tendrán la oportunidad de recoger en el futuro un precioso legado. El legado de una Llave Maestra nueva que ha sido entregada a la humanidad con tus propias manoscon toda la alegría y el amor de tu corazón.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Preparados, Apunten... ¡Fuego! | Main | Las Piedras Del Camino »