Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
miércoles
mar282012

La Joya

Un profesor de escuela se acercó a un respetado y admirado maestro para acusarle de que sus enseñanzas eran ilógicas, mera palabrería y además de dudoso valor. El maestro se llevó la mano a un bolsillo escondido y sacó una joya. Señaló los porches donde estaban la mayoría de los comercios y le dijo: “Lleva esta joya a las tiendas que venden baratijas y pilas para relojes, y mira a ver si te dan 100 euros por ella”.

El profesor de escuela probó en muchas de estas tiendas, pero no logró que le ofrecieran más de 10 euros por ella.

“Excelente”, dijo el maestro. “Ahora ve a un joyero de verdad y mira a ver lo que te da”.

El profesor de escuela fue a la joyería más cercana y se quedó asombrado de que le ofrecieran de entrada 10.000 euros por la joya.

El Maestro dijo: “Tus juicios sobre la naturaleza de mis nociones y enseñanzas son como los conocimientos de joyería que tienen los vendedores de baratijas. Si deseas valorar las piedras preciosas, tendrás que hacerte joyero”.

¿Cuántas veces has tasado tú erróneamente una auténtica joya como si fuera una simple pieza de bisutería? Y, ¿cuántos ataques innecesarios podrías haber evitado si tan sólo hubieras tenido la percepción de un auténtico joyero?

¿Estarías dispuesto a invertir, a partir de hoy, algo de tiempo para ser capaz de reconocer y valorar las piedras preciosas cuando aparezcan en tu vida? ¿Crees que te ayudaría esto a realizar mejores juicios enriqueciendo así tu actual visión de la realidad?

Decide pues seguir avanzando por el fascinante viaje de tu continua evolución personal mientras comienzas desde ahora a disfrutar plenamente de la gran joya de tu vida, y de cada uno de sus resplandecientes veinticuatro quilates.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« La Naranja | Main | Preparados, Apunten... ¡Fuego! »