Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
jueves
may172012

Cómo Superar La Postergación

¿Estás padeciendo ahora en tu vida los efectos destructivos de la dilación y el aplazamiento? Quiero decir, ¿tienes actualmente actividades, obligaciones, decisiones o compromisos contigo mismo o con los demás que deberías llevar a cabo, pero los estás postergando? ¿Cuál es el alto precio que has estado pagando ya al actuar así?

Una de las mejores formas de superar la postergación, tanto de las decisiones que tengas que tomar como de las acciones que necesitas emprender para avanzar en tu vida, es simplemente apartar tu foco de atención de la enorme labor que tienes ante ti, y centrarte de forma inmediata en la primera acción que puedas tomar.

Confucio dijo: “Un viaje de mil leguas comienza con un solo paso”. 

Esta es una maravillosa estrategia para superar el aplazamiento de tareas, actividades y decisiones, y lograr desplegar así tus más poderosos recursos para que te impulsen hacia la consecución de tus deseos.  

Ahora bien, ¿cómo podrías tú aplicar hoy este valioso conocimiento para resolver tu situación actual y mejorar rápidamente la calidad de tu vida?

Años atrás, para todo aquel que quería atravesar el corazón del desierto del Sahara, el Tanezrouft, ubicado en lo que hoy es Argelia, tenía que adentrarse en un escenario bastante devastador. Ya que los franceses habían abandonado el desierto y los puestos para proveerse de combustible estaban ya en ruinas.

Con una extensión de ochocientos kilómetros en línea recta, allí no había alimentos, agua, ni una hoja de hierba, ni siquiera un mosquito. Era un terreno completamente llano como un gran aparcamiento de arena amarilla que se prolongaba en el horizonte en todas direcciones.

Más de 1.300 personas habían muerto intentando atravesar esa región del Sahara en años anteriores. Con bastante frecuencia las arenas borraban por completo las rutas que atraviesan el desierto y muchos viajeros se perdían en la noche.

Para contrarrestar la falta de señales en el terreno, los franceses habían decidido señalar las rutas con bidones negros de petróleo cada cinco kilómetros, la distancia exacta hasta el horizonte, donde la tierra se curva mientras avanzas por ese baldío plano.

Por esa razón, si era de día, los viajeros podían ver siempre dos bidones de petróleo, el que acababan de dejar justo atrás y el siguiente a cinco kilómetros de distancia. Con esto les bastaba.

Sólo tenían que moverse en dirección hacia el bidón siguiente. De este modo eran capaces de cruzar el mayor desierto del mundo atendiendo a la presencia de un bidón y luego del siguiente.

¿Te encuentras tú ahora mismo en medio de un gran desierto sin saber en qué dirección avanzar?

Detente ahora y piensa por un momento. ¿Cuáles son los bidones que podrías tú incorporar hoy a tu vida que te auxiliarían para salir paso a paso de tu desierto personal? Y, ¿a qué distancia deberían estar esos bidones negros para ayudarte a ver claramente hasta el horizonte, hasta donde la tierra se empieza a curvar, marcándote así el rumbo adecuado y ayudándote también a avanzar por ese desolado terreno asegurándote de que no te pierdes durante tu viaje?

Recuerda que puedes superar la postergación en cualquier momento con tan sólo dar el primer paso, avanzando hacia la resolución de tu objetivo, y después dando el paso siguiente. Tu misión consiste en avanzar hasta donde puedas ver. Ya que una vez has llegado a ese lugar podrás avistar más lejos y continuar. 

Comprométete pues, a partir de ahora, en despedazar todas tus actividades, tus decisiones y actuaciones en trozos más pequeños, en trozos que puedas controlar y dirigir y que te hagan además sentirte que tú estás en control de los eventos, en vez de sentir que son los eventos los que te controlan a ti.

Necesitas tener en mente que TÚ eres siempre en esta vida mucho mayor que cualquier situación o circunstancia con la que te puedas encontrar. Así que, conecta en este instante con cada uno de tus más poderosos recursos y comienza a movilizar ya ese poderoso gigante que habita en tu interior.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (1)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Response: indexing service
    Good Web site, Preserve the good work. Appreciate it!

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Mentalidad De Campeón | Main | El Poder Del Hábito »