Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
jueves
may312012

Cuestión De Identidad

Hace ya tiempo en un territorio lejano, existía un hermoso oasis con una gran vegetación que se alzaba hacia el cielo de entre los lagos y las espumeantes cascadas. Las melodías de los pájaros que volaban a distintas alturas y los sonidos extraños de toda la fauna animal se combinaban entre sí para crear una sinfonía única, envolviendo el gran entramado de plantas, árboles, enredaderas, palmeras y tulipanes.

Se respiraraba en el húmedo ambiente las fragancias que se desprendían de toda esta densa vegetación. Incluso casi se podía tocar con la mano el gran sentimiento de amor y unión que existía entre estas increíbles formas de vida al estar habitando todas ellas juntas.

Todo en este edén era gozo, paz y armonía excepto por un árbol que estaba profundamente apenado porque tenía un problema: no sabía quién era. La palmera le decía: "Lo que te falta es concentración, si realmente lo intentas, podrás tener sabrosos y jugosos cocos, es muy fácil". Los tulipanes le decían: "Es más sencillo tener flores coloridas, son más bonitas".

El desamparado árbol, abatido, intentaba todo lo que le sugerían, pero como no lograba ser como los demás se sentía cada vez más frustrado. Un día descendió al oasis un Kea, de la familia de los papagayos y también la más sabia de las aves. Al ver la desesperación del árbol, exclamó: "No te preocupes, tu problema no es tan grave, es el mismo de muchísimos otros seres sobre la tierra. No dediques tu vida a ser como los demás quieran que seas. Sé tú mismo, conócete, y para lograrlo, escucha tu voz interior."

Y dicho esto, el papagayo desapareció. “¿Mi voz interior...? ¿Ser yo mismo...? ¿Conocerme...?” Se preguntaba el árbol desesperado.

Entonces, de pronto en un momento de iluminación, ¡comprendió!

Y cerrando los ojos y los oídos, abrió el corazón, y por fin pudo escuchar su voz interior diciéndole: "Tú jamás darás cocos porque no eres una palmera, ni florecerás los primeros meses del año porque no eres tampoco un tulipán. Eres un roble, y tu destino es crecer grande y majestuoso, dar cobijo a las aves, sombra a los viajeros, belleza al paisaje. Tienes una misión, ¡cúmplela!"

Después de este gran momento tan revelador, el árbol se sintió por primera vez fuerte y seguro de sí mismo y a partir de ese instante,se dispuso a Ser todo aquello para lo cual estaba destinado a Ser.

Ahora bien, ¿sabes tú cuál es la verdadera misión y el auténtico propósito de tu vida? ¿Dedicas tiempo durante el día para escuchar tu voz interior? ¿Has aprendido a sentarte cómodamente, cerrar los ojos y a abrir tu corazón para escuchar así los susurros del destino?

Hay mucha gente en el mundo que experimenta un profundo sentimiento de frustración porque se sienten distantes de quienes les rodean, no encajan con su entorno, no creen que son parte de lo que sucede a su alrededor y a menudo están comparándose con los demás. Al actuar de esta forma no sólo limitan, reducen y en algunos casos hasta destruyen la calidad de su propia existencia, sino que además se roban a ellos mismos la oportunidad de descubrir, quizás por primera vez en su vida, quienes son en realidad.

No caigas tú en esa peligrosa trampa. Decide que, a partir de hoy, comenzarás a dedicar algo de tiempo, por lo menos un rato cada semana, para cerrar tus ojos y escuchar la inconfundible voz de tu corazón. Programa en tu agenda esos momentos de quietud, para que puedas tener en tu interior los mágicos destellos que te conduzcan a conocer tu singular identidad.

Piensa por un momento, ¿y si  también estuvieras destinado a crecer aún más alto de lo que has crecido hasta ahora, destinado a dar sombra y cobijo a los que lo necesitan y a traer belleza, amor y armonía a todos los seres que te rodean? ¿Y si fuera eso parte de tu gran destino?

¿Y si dieras hoy el siguiente paso para seguir descubriendo quién eres en realidad, seguir regalando las fragantes flores de tu Ser a los demás mientras compartes con ellos, todos los días, esa Luz que ha brillado siempre en tu corazón?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (1)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Response: backlinks genius
    Good Web page, Maintain the excellent job. Appreciate it!

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« El Jinete | Main | Tomando Mejores Decisiones »