Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
sábado
ago112012

¿Defendiendo El Qué?

Cuando un individuo ha estado sufriendo, y en especial cuando ese sufrimiento se ha estado prolongando en su vida durante un largo tiempo, sus mecanismos de estrés, sus singulares métodos para adaptarse y sus patrones de defensa a menudo se habitúan, llegando hasta a un punto en donde la persona no se puede imaginar que existe otra posibilidad aparte de lo que ha estado haciendo y cómo se ha estado sintiendo.

Cuando alguien se encuentra dentro de un estado tan limitante como este, en vez de probar formas distintas y experimentar nuevas maneras de salir de esta situación, dejará en cambio de probar otras alternativas, dejará de experimentar con nuevos recursos y dejará también de esforzarse, anulando así la posibilidad de lograr nuevos resultados.

¿Por qué sucede una reacción como esta?

Porque cuanto más tiempo se haya prolongado un problema en la vida de la persona, y cuanta más energía y mayor haya sido también el grado de compromiso que se ha dedicado a su resolución, mayor es la amenaza que trae consigo la posible cura con respecto al valor que le ha supuesto al individuo haber tenido el problema.

En otras palabras, algunas personas elegirán defender su propio sufrimiento en lugar de buscar una cura o una exitosa resolución. Ya que de alguna manera, si lo resolvieran, devaluaría todo el tiempo que han pasado asociándose a la identidad de estar “estropeado”.

Cuando alguien defiende su propio sufrimiento por medio de explicar extensamente el por qué ha llegado a tener ese problema, o por medio de una larga lista de excusas en vez de explorar qué es exactamente lo que necesita hacerse y ponerse rápidamente manos a la obra, seguirá atrapado dentro de esa pequeña celda emocional.

Existen personas que no sólo defienden su propio sufrimiento perdiendo así su tiempo en ello, sino que hacen perder incluso el valioso tiempo de los demás.

El sufrimiento es sufrimiento. Está el verdadero sufrimiento que proviene de la imaginación y está también el sufrimiento que procede del cuerpo. Un sufrimiento real. Y al cuerpo no le importa cuál es cuál. Porque todo es sufrimiento.

Pero existe una gran diferencia entre defenderlo y solventarlo.

Así pues, piensa ahora por un momento, ¿te has encontrado tú últimamente defendiendo tu propio sufrimiento? Y para empezar a tener ahora una pista, hecha simplemente una ojeada a todos esos momentos en los que has estado quejándote, gimiendo o sintiéndote con la razón, especialmente con lo que se te aplica a ti directamente.

Ya que, si no estás obteniendo ahora en tu vida los resultados que quieres, o no te sientes feliz al observar cómo tu propia existencia se está desplegando en la actualidad y, estás además ocupado dando excusas, contando largos relatos u otras historias mientras se pasa el tiempo, el mensaje entonces es muy simple: "Deja De Defender Tu Sufrimiento".

Y por supuesto que tus razones pueden ser válidas, y por supuesto que el sistema actual puede que te esté dando por detrás, y por supuesto que la vida puede que sea una porquería, etc., etc., etc.

Pero en definitiva, nada de eso importa a la hora de ayudarte a conseguir lo que de verdad quieres para tu vida. Y es por esta razón por la que me estoy comunicando hoy contigo. Quiero brindarte una nueva dosis de motivación, un cariñoso empujón para que sigas avanzando hacia adelante.

Y además, dejar de defender tu sufrimiento no es algo que haces sólo una vez en toda tu vida. Ya que convertirse en una persona orientada a la acción y con el enfoque de producir resultados es realmente un compromiso prolongado y creciente que dura toda la vida.

Entonces, ¿qué posibles opciones existen ahora mismo en tu vida para no volver a caer en una trampa como esta?

Obviamente hay varias, pero hoy quiero simplemente invitarte a que tomes de nuevo la decisión de seguir comprometiéndote cada día con tu mejora continua y expansión personal. Te invito a que sigas progresando y aprendiendo con gozo mientras concentras inteligentemente tus esfuerzos, aplicando tus recursos para seguir construyendo la calidad de vida que quieres y que desde luego te mereces.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (2)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Nice Web page, Continue the excellent job. thnx.
  • Response
    Awesome Website, Maintain the useful work. Thanks a lot!

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Desalojando Hábitos Dañinos | Main | La Ventana De Las Travesuras »