Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
jueves
ago302012

Bandidos

¿Cuántas veces eres asaltado al día por osados saqueadores y mangantes sin darte cuenta? Y, ¿cuáles de todos estos ladrones son los que más te han robado a lo largo de tu vida, impidiéndote alcanzar los sueños que más deseas disfrutar y compartir con los demás?

¿Identificas ahora alguno?

“Está lloviendo. Es domingo. No tengo el diploma aún. Mi gato se ha enfermado. No puedo en este momento. Estoy muy gordo. Estoy demasiado delgado. Hace demasiado frió. Estoy cansado. Tengo excesivo furor. No puedo, simplemente no puedo. Echan mi programa favorito. Hace mucho calor. Soy demasiado débil. Tengo una importante cita el lunes, martes y miércoles… Es que ahora no me apetece hacerlo. La próxima semana. Quiero hacer otra cosa. Me siento raro haciendo eso. No he desayunado aún. Me quiero ir a casa. Me siento bastante saturado. He quedado para salir con una chica, con un chico. Mi madre no me dejaría. Tengo aún agujetas. Está ya anocheciendo. Es peligroso. No he dormido lo suficiente. Soy muy lento. Me duele un poco el estomago. No quiero hacerlo si no tengo la suficiente energía. Tengo mejores cosas que hacer. No quiero estar todo sudoroso. Me duele la cabeza. ¿Realmente lo tengo que hacer? En cuanto me suban el sueldo”.

Reflexiona ahora por unos momentos. ¿Qué estarías dispuesto a hacer a partir de hoy para que ninguno de estos ladrones se vuelva a interponer en tu camino, y puedas empezar así a disfrutar plenamente de la continua manifestación de tus más apremiantes deseos?

Puede que hayas tenido miedo en ciertos momentos de tu vida y esa temerosa sensación haya hecho que postergaras cierta actividad. Quizás ese miedo puede que haya sido por pensar en lo que jamás llegarías a ser, o puede que por saber claramente en quién llegarías a convertirte.

Sin importar cuál sea la razón, hoy tienes una nueva ocasión  para decidir que no acabarás tu último esfuerzo en el mismo lugar en el que empezaste. Y te digo esto porque tú ya sabes, aunque sólo sea a un nivel inconsciente, la verdadera grandeza que reside ahora en tu interior. Aunque nadie lo pueda ver aún, ni siquiera tú.

Muchas personas en este mundo han llegado a creer que la grandeza les pertenece sólo a uno pocos elegidos, a las “Súper Estrellas” de la vida. Pero la verdad es que, la grandeza, es en realidad de todos. Y no estoy diciendo esto ahora para elevar tu moral, o crear en tu mente una expectativa positiva, lo menciono simplemente porque la grandeza no reside en un sitio especial, ni  siquiera tampoco habita en una persona en particular, la grandeza se encuentra siempre en los momentos en que alguien quiere encontrarla.

Pero, si ese es en realidad el caso, alguien podría preguntarse: "¿cómo es que no todo el mundo quiere encontrarla?" Muy sencillo. Porque se halla oculta detrás de ciertos momentos especiales. ¿Cuáles son esos momentos?

Cuando ya no te quedan fuerzas para continuar pero hay algo que te sigue impulsando hacia delante. Cuando parece que el mundo se abalanza contra ti y decides erguirte para luchar. Cuando te das cuenta de que el miedo no te podrá robar jamás lo que no le das. Cuando los de tu alrededor te dicen que no podrás acabar la carrera pero movilizas todo tu ser para terminarla. Cuando decides que no te derrumbarás aún cuando te estás desmoronando. Entonces, sabrás que estás cerca de otro gran momento, sabrás que estás listo para acceder y desplegar nuevamente tu indiscutible esplendor.

Llegados a este punto, sólo me queda preguntarte, ¿Te sientes preparado hoy para manifestar la verdadera grandeza que escondes en tu interior?

Toma pues, en este instante, la determinación de concentrar tu propia atención para derrotar  a cualquiera de esos ladrones de sueños, y comienza ya a disfrutar cada día convirtiéndote en la esplendorosa persona que sabes que eres, y que has venido a este mundo para ser.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Avanzando Hasta El Final | Main | To Father John Rossner »