Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
martes
ago072012

Una Liebre Blanca

¿Te has encontrado alguna vez en tu vida persiguiendo con gran empeño un inesperado espejismo?

Quiero decir, ¿has estado en ocasiones invirtiendo una gran cantidad de energía, dedicando tu tiempo y hasta utilizando tu propio capital económico esforzándote para alcanzar algo que no te ha aportado finalmente lo que querías?

Hay mucha gente en el mundo que a lo largo de su vida ha tenido que experimentar desgraciadamente algo similar.

Parece como si a veces nos comportáramos como el galgo de un canódromo, que invierte todas sus energías corriendo detrás de una inalcanzable liebre blanca.

Incluso en el hipotético caso de que el entregado canino atrapara a su presa después de un enorme esfuerzo, el necesitado animal se sentiría no sólo frustrado al empezar a masticar su artificial trofeo de plástico, sino que seguiría sintiendo la misma sensación de hambre y vacío en su interior que al comienzo de su carrera.

Piensa por un momento. ¿Crees que el verdadero fin que anda buscando este cuadrúpedo es un mero muñeco de plástico blanco en forma de liebre, o crees que lo que de verdad desea es un alimento real y jugoso para saciar su hambre?

¿Qué hubiese ocurrido si este galgo se habría tomado el tiempo necesario para identificar claramente su verdadero objetivo antes de comenzar su carrera?  Y si sólo se hubiera preguntado, “¿cuál es mi verdadera intención detrás de esta actividad? ¿Para qué voy a estar haciendo realmente todo esto? ¿Y qué ocurrirá finalmente cuando lo consiga?”

¿No piensas tú que quizás, no habría malgastado inútilmente todos sus esfuerzos para luego ni si quiera hincarle el diente a este falso trofeo blanco?

No estoy diciendo aquí que todo en la vida es blanco o negro, simplemente estoy recordándote algo que tú ya sabes. Y por este motivo te quiero preguntar, ¿y si antes de iniciar cualquier actividad te detuvieras sólo por unos instantes para descubrir el “verdadero”  propósito que te impulsa a realizar esa acción en particular?

Actualmente, existe mucha gente en el mundo que confunden los medios, con el fin. ¿Qué quiero decir con esto? Sencillo. Tú no deseas dinero porque te resulta bonito coleccionar trozos de papel de diferentes colores, sino por todo lo que puedes adquirir con esos maravillosos trocitos de papel, ¿no es así?

Cuando vas a la tienda a comprar un taladro, lo que persigues en realidad no es un taladro, sino más bien los agujeros que éste producirá. El taladro es tan sólo un medio para conseguir el fin… “el agujero”. ¿Verdad? Y esto no sólo se limita al mundo del bricolaje, sino que sucede también como ya sabes en cada uno de los ámbitos de nuestra vida.  

Si tienes una empresa, no quieres adquirir realmente una fotocopiadora, sino que quieres ser capaz de crear unos dosieres seductores que conseguirán incrementar tus ventas debido a los colores tan vivos y atractivos que ésta produce. Tampoco quieres realmente un coche, sino que deseas la posibilidad de disfrutar de tu libertad y del viaje más placentero, seguro y confortable de tu vida. No buscas tampoco contratar un seguro, sino que quieres la protección financiera que obtendrá tu familia en caso de una tragedia.

No quieres en realidad unas gafas, sino disfrutar en cada momento de la visión más clara y nítida que hayas tenido jamás en tu vida. Y tampoco quieres adquirir unas botas de goma de tu color favorito, sin embargo, el fin último que en realidad persigues al comprarlas es mantener tus pies secos.

En definitiva, cuando alguien comete el error de confundir un medio con un fin, no sólo experimentará unos sentimientos de frustración al no haber obtenido lo que en verdad buscaba, sino que seguirá sintiendo también el mismo desagradable vació en su interior que le impulsó a emprender esas acciones en primer lugar, quedando así tristemente atrapado en un bucle interminable .

Y esta gran decepción sólo porque aquello que perseguía era un mero espejismo, era tan sólo una liebre de plástico blanca inalcanzable. ¿Te ha pasado esto a ti alguna vez? 

¿Y si a partir de hoy clarificaras con mayor precisión el fin que se esconde detrás de cada una de las actividades clave de tu vida? ¿Cómo cambiaría tu realidad? ¿Te Imaginas estar incándole el diente a manjares que tú mismo te habrás regalado, y lo bien que te sentirás cuando por fin mastiques estos jugosos triunfos de Verdad?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (2)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Wonderful Web site, Preserve the excellent job. Thanks a lot!
  • Response
    Response: BEyNVEYH
    Una Liebre Blanca - Blog - David Barcos

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« ¿Cómo Te Entrenas Tú? | Main | Una Sencilla Forma de Prosperar »