Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
miércoles
ene092013

“Total, ¿Para Qué?”

¿Te has sentido alguna vez impotente a lo largo de tu vida? Y, ¿cómo fue tu nivel de rendimiento mientras estabas bajo la influencia de este estado emocional?

Es importante recordar que, el sentimiento de impotencia que nace cuando creemos que existen en el mundo exterior ciertos factores que controlan, o que controlarán nuestras posibilidades de cambio, es una respuesta conductual que queremos evitar a toda costa.

Este estado de impotencia destruye cualquier posibilidad para mejorar y expandir nuestra situación actual. ¿Por qué? Porque genera desconfianza y crea dudas, inseguridades y engendra miedos internos que nos paralizan a la hora de buscar nuevas alternativas.

En otras palabras, este sentimiento de impotencia, esa mentalidad de que, hagamos lo que hagamos para nada servirá, corroe nuestro deseo de seguir adelante, y acaba asesinando nuestra voluntad para ganar, para lograr el éxito y forjar nuestro destino.

Si tú crees que no existe absolutamente nada que puedas hacer para cambiar algún aspecto de tu vida, es entonces en ese preciso momento que tu realidad termina, y comienza a deteriorarse. Pierdes tu fuerza interior y desaparece por completo tu impulso motivador, tu capacidad para pasar a la acción.

De hecho, las investigaciones en el campo de la Psicología han mostrado una y otra vez que tanto a los seres humanos como a los animales, se les puede entrenar para que respondan ante una situación de una forma que se denomina “incapacidad adquirida”.

¿Qué quiere decir esto? Simplemente, que llega un punto en donde creemos que somos ineptos. Y una vez que pensamos que somos incapaces de hacer algo, no haremos nada para cambiarlo. “Total, ¿para qué?”

No caigas tú en esta peligrosa trampa y mantente, a partir de ahora, bien alerta para identificar rápidamente cualquier pensamiento venenoso como este que aparezca en tu mundo interior.

Así que, ¿por qué no dedicas hoy, tan sólo unos minutos, a examinar en qué áreas de tu vida podrías tener aún convicciones que te han creado un sentimiento de impotencia, y han limitando además, tu propia capacidad para mejorar cualquier aspecto de tu preciada realidad?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (2)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Awesome Site, Keep up the fantastic work. Thanks a lot.
  • Response
    Response: Fredricka Gullace
    I found a great...

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« ¡Persistiendo Hasta El Final! | Main | Evaluando El Nivel de “Auto-Confianza”. Parte 2ª »