Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
viernes
mar152013

¿...Que Te Sientes Ofendido Por Qué?

¿Te has parado a pensar en todas las cosas que hacen que te sientas ofendido dentro de las distintas áreas de tu vida?

Quizás te ofenda algún tipo de religión en particular, o cuando la gente llega tarde a una cita contigo, o puede que te ofenda escuchar palabrotas, o la corrupción que hay en este mundo, o quizás sean los políticos mentirosos o los altos precios de la gasolina, la comida o el alquiler de tu casa. En fin, esta lista puede llegar a ser extensa.

Aunque la razón por la que te hablo hoy de este tema es sólo porque quiero recordarte que, todo aquello que te siga ofendiendo en esta vida, te “controla”. Y simplemente porque desencadena emociones en tu interior.

Hay gente en este mundo que pagará millones de euros para usar todo esto contra ti, a fin de controlar así tus respuestas emocionales. Dedican mucho tiempo y capital todos los años para saber cómo apretar los botones adecuados dentro de tu cabeza y poder jugar luego con tus emociones. ¿De quien estoy hablando? De los publicistas. Ellos son unos maestros en el arte de influenciar en cómo uno se siente a través de la publicidad y el marketing.

Aunque, existe más allá de todo este grupo de personas otro gran experto que es todavía más poderoso y eficaz a la hora de apretar esos sensibles botones en tu interior. ¿A quién me estoy refiriendo ahora? Sencillamente, a ti mismo. Tú eres un verdadero maestro pulsando esas teclas. De hecho, todos lo somos.

Nuestros cerebros se acostumbran, por medio de la repetición, a reaccionar a ciertos estímulos y, en muy poco tiempo, podemos acceder cada vez más fácilmente a esa misma intensa emoción con un estímulo menor que en las veces anteriores.

Y, en muchas ocasiones, el cerebro toma cada uno de estos estímulos y los generaliza. Es decir, que con el suficiente tiempo, repetición y práctica podemos alcanzar un nivel extraordinario de eficacia en el proceso de sentirnos fácilmente ofendidos.

Cualquier sentimiento de ofensa que nos arda en el interior está dentro de nosotros, y no en el mundo exterior. Es la consecuencia de un gran tren de pensamientos y emociones que a lo largo del tiempo se han trenzado para convertirse en una sola cosa. En este caso, la emoción de sentirse ofendido.

Este mismo proceso mental ocurre también con cualquier otra emoción humana y no sólo con el sentimiento de la ofensa. Aunque, del mismo modo que un jersey de lana que llevas puesto, cuando tiras del hilo que asoma por la parte inferior todo el jersey desaparece rápidamente.

La mayoría de la gente no es consciente de que su sentimiento de enfado no ha nacido de la nada. Ha sido creado. Empezando por dónde deciden focalizar su atención y el significado que luego ellos mismos le han dado a ese evento en particular. Muchas personas aún no se dan cuenta de que su enfado no tiene nada que ver con lo que ocurre en el mundo exterior, sino más bien, con cómo ellos se lo están representando internamente y la visión del mundo en concreto que ellos eligen sostener en sus mentes.

Verás, la manera en la que describas o califiques algo en esta vida, colorea y afecta en cada momento de tu existencia lo que piensas, cómo te sientes y, finalmente, lo que harás al respecto. Debemos recordar que, nada en la vida tiene ningún significado, excepto el significado que tú mismo le des con tus propios pensamientos.

Así pues, piensa por un momento. ¿En qué áreas de tu vida te sientes enfadado, malhumorado u ofendido? Y, ¿qué nuevos significados podrías empezar a asignar, a partir de hoy, a cada uno de estos eventos para minimizar o incluso eliminar por completo, ese sentimiento negativo que ha habitado hasta ahora en tu interior?

¿Por qué no juegas y te diviertes ahora con todo esto mientras creas nuevos significados que te ayuden más rápidamente aún a sacar lo mejor de ti mismo y los demás?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (2)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Response: the best indexer
    Wonderful Web page, Preserve the beneficial work. With thanks.
  • Response
    Response: Zane
    I found a great...

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Cómo Utilizar El Mundo De Las Ventas Para Cambiar Positivamente Cualquier Aspecto De Tu Vida | Main | El Príncipe De Las Sonrisas »