Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
sábado
mar232013

¿Cómo Están Siendo Las Cosechas De Tu Vida? 

Si observas ahora cada uno de los aspectos de tu existencia: tu salud física y tu salud emocional, tus relaciones familiares y tus relaciones de amistad, tu mundo laboral y los niveles de tu auto estima personal, y analizas luego detenidamente la realidad que has ido creando en tu vida hasta el día de hoy, te darás cuenta de que todos esos resultados son sólo la consecuencia directa de lo que has ido sembrando con el paso del tiempo.

En otras palabras, ha habido durante todo este proceso de cambio una poderosa ley en acción. Y es precisamente de esta invisible ley de la que te quiero hablar el día de hoy. ¿A qué me estoy refiriendo?

A un singular proceso de creación que podríamos llamar: "La Ley De La Siembra Y La Cosecha". Y esta ley sencillamente afirma que en el momento presente, se obtiene lo que se ha sembrado en el pasado. Cualquier cosa que siembres, que incorpores a tu vida y a tu trabajo, obtendrás la debida compensación, ni mayor ni menor que la adecuada. Podríamos decir que esta ley es como un frigorífico, no podrás sacar de él lo que no hayas metido antes.

Si por cualquier razón no estás conforme con lo que estás recogiendo en tu vida actual, depende tan sólo de ti cambiar, inmediatamente, lo que has estado sembrando cada día. Decide a partir de hoy no evaluar tus días por los frutos que recoges, sino por las simientes que has sembrado.

Al igual que un granjero debe plantar diferentes semillas para obtener distintas cosechas, cada uno de nosotros debe plantar diferentes pensamientos, convicciones y comportamientos en nuestras vidas, si lo que pretendemos es realmente obtener nuevos resultados.

¡Piénsalo! ¿Quieres crear un mejor futuro para ti y para las personas a las que amas? ¡Empieza hoy mismo por cambiar lo que estás haciendo en el presente! Suena sencillo, ¿verdad? Entonces, ¿por qué hay aún tanta gente que no está disfrutando de los resultados que desea? Aunque ahora alguien podría decir: “Quizás porque no saben qué hacer”

Y, aunque probablemente haya personas que se encuentren en esta situación en particular, hay otro gran número de individuos que saben lo que deberían hacer, pero aún y todo no lo hacen. Debemos recordar siempre que, existe una gran diferencia entre saber qué hacer, y hacer lo que uno sabe.

Hay ocasiones en donde las personas no hacen lo que saben, incluso sabiendo que al hacerlo mejorarían significativamente la calidad de sus propias vidas. ¿Y sabes por qué? Por su falta de compromiso.

Lo más importante en cualquier proceso de cambio personal es tener un verdadero compromiso con aquello que “dices” que quieres alcanzar. Un objetivo, por muy grande o pequeño que sea, sin un verdadero compromiso que lo respalde, es meramente un sueño. Entonces, ¿qué podríamos empezar hacer para cambiar una situación así? Sencillo. Aplicar esta misma Ley de la siembra y la cosecha. ¿Cómo?

¡Demanda de ti incesantemente... y recibirás!

Pero recuerda, después de sembrar la semilla de tus demandas en el suelo del compromiso, no la extraigas de la tierra una y otra vez para revisarla, porque en tal caso jamás germinará para convertirse en una realidad. Planta siempre tus semillas en la tierra del compromiso, y riégala apropiadamente mediante la práctica diaria de tus demandas. Y en poco tiempo verás cómo crecen felizmente las flores de tus objetivos en el maravilloso jardín de tu existencia.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (4)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Response: have a peek here
    Amazing Web site, Continue the great job. Regards!
  • Response
    ¿Cómo Están Siendo Las Cosechas De Tu Vida? - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Enid Kiles
    I found a great...
  • Response
    Response: Jared Harkness
    I found a great...

Reader Comments (1)

Tu artículo me ha recordado a la historia del bambú chino y la importancia de perseverar. Muchos aspectos de nuestra vida y nuestro trabajo son como esta historia:

Después de plantar la semilla de esta increíble gramínea, no se ve nada durante cinco años, excepto un lento desarrollo de un diminuto brote a partir del bulbo. Durante cinco años, todo el crecimiento es subterráneo, invisible a simple vista, pero una maciza y fibrosa estructura de raíz que se extiende vertical y horizontalmente por la tierra está siendo construida.
Entonces, al final del quinto año, el bambú chino crece hasta alcanzar una altura de veinticinco metros.

marzo 24, 2013 | Unregistered CommenterAntonio

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« ¡Nacidos Para Triunfar! | Main | Unas Preguntas Vitales »