Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
jueves
abr182013

Más Específicamente... 

Muchos de los problemas en los que nos vemos implicados los seres humanos tienen que ver directamente con nuestra mala y pobre forma de comunicación. Cuando nos comunicamos solemos distorsionar información, eliminar datos importantes y generalizar nuestras ideas de forma excesiva durante nuestras descripciones sobre la realidad.

A menudo, en estas conversaciones damos por supuesto también ciertas conclusiones y significados, pensando, erróneamente, que la otra persona las comprende tal como las entendemos nosotros. Más tarde descubrimos, por desgracia, que eso no era así. Y es entonces cuando comienzan a surgir los problemas.

¿Cómo podemos empezar a prevenir este tipo de situaciones?

Verás, cuando una persona hace un comentario sobre cualquier cosa, está siempre eliminando información. Es parte del proceso natural de comunicación. Aunque, como ya sabes, podemos recuperar en todo momento aquello que han eliminado simplemente especificando aún más. Ahora bien, ¿expecificando cómo?

Por ejemplo, cuando alguien dice: “Tengo problemas de aprendizaje”. Le puedes preguntar: “Problemas aprendiendo el qué específicamente”.

Cuando alguien dice: Tengo problemas vendiendo mi producto”. Le puedes contestar: “Vendiendo tu producto a quién específicamente”.

Al formular este tipo de preguntas comienzas a conducir la conversación en una dirección más útil, más beneficiosa y las posibles soluciones empezarán a florecer justo delante de tus ojos.

Sólo con esta nueva habilidad bajo el brazo habrás eliminado muchos de los problemas y malos entendidos que hasta ahora manchaban tus relaciones tanto contigo mismo como con los demás.

Así que, comprométete durante los siguientes diez días a solicitar más información y a especificar cualquier declaración que escuches mientras continúas divirtiéndote cada día explorando el maravilloso mundo de la mente humana.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (5)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    How to let the other people know about your blogspot?
  • Response
    Response: Anibal Honeck
    I found a great...
  • Response
    The specification of the same variety of the same ways. They will be the going up on the same ways. This can be more important for the same features. This is known as the same development at the passage of time.
  • Response
    Response: windows buzz
  • Response
    Response: Sanora Mikeska
    I found a great...

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« ¡El Mayor Obsequio! | Main | ¡Tú Contra Ti Mismo! »