Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
jueves
abr042013

¡El Gran Gol De Tu Vida!

¿Debería uno aceptar la derrota en algún momento de su vida como algo definitivo?

Mientras tenía una conversación con una persona hace unos días y me hablaba sobre las dificultades de la vida y lo sumamente duro que se hace a veces el camino, él de forma súbita me preguntó: “¿Cuándo es demasiado tarde para volver a intentarlo y cambiar nuestra vida?” Mi respuesta: “¡Sólo cuando tu corazón haya dejado de latir! Piénsalo". Le dije: ¿Cuándo crees que es demasiado tarde para que un futbolista en la posición de delantero deje de tirar a puerta para meter un gol? Sólo cuando el árbitro haya pitado el final del encuentro, ¿no?”.

Necesitamos recordar la importancia que tiene ser perseverantes y no aceptar nunca la derrota como algo definitivo. Nunca es demasiado tarde para darte a ti mismo una nueva oportunidad. Nunca es demasiado tarde para tomar una nueva decisión y volver a emprender la carrera, avanzando hasta el área contraria a fin de meter un nuevo gol en la gran portería de tu vida.

Pero, desgraciadamente, existen muchas personas en este mundo que después de un tiempo y ciertos intentos en el terreno de juego, se retiran cabizbajos y de forma definitiva a los vestuarios de su existencia. ¿Cómo puede marcar alguien un gol si ni siquiera está en el campo de juego? Son muchas las personas que acaban pisoteando sus sueños al permitir que la derrota se apodere a gritos de las gradas de su mente.

Independientemente de los problemas que hayas atravesado en tu vida y por muy graves que hayan sido, te mereces la oportunidad de regalarte cada día la mejor calidad de vida que seas capaz de crear en ese momento. Una sabia persona dijo en cierta ocasión: “Haz lo mejor que puedas, con lo que tengas y donde estés”

Recuerda, mientras las agujas del reloj sigan girando, estás aún dentro del inmenso partido de la vida. Puedes marcar otro gran gol en cualquier momento. El que un delantero haya estado chutando a puerta durante casi todo el partido sin marcar un tanto, no significa que tiene que sentirse derrotado y abandonar la cancha. Lo único que quiere decir es, simplemente, que necesita seguir ajustando su puntería. Seguir cambiando de estrategia hasta que, por fin, da otra patada más al balón y éste, atraviesa los palos a gran velocidad estrellándose contra las redes blancas de la portería de su rival. Y justo en ese instante, es cuando puedes escuchar el fuerte clamor y el alboroto de las gradas celebrando con él su nueva gran victoria.

Piensa ahora por un momento. ¿Y si cada uno de los retos y desafíos que afrontes a lo largo de tu camino te sirvieran para poner de manifiesto el oculto poder inutilizado que hay dentro de ti? ¿Y si tus problemas fueran sólo oportunidades de oro disfrazadas como chatarra a fin de guiarte a que te conviertas en un ser humano superior? ¿Y si consideraras cada tribulación, cada sufrimiento y cada amargura de la vida como una excavadora, con la cual puedes cavar el suelo de tu conciencia y hacer brotar las minas de oro que siempre han estado ocultas en tu interior?

Comprométete pues, a partir de hoy, a seguir regateando con éxito toda adversidad que se acerque hacia ti, sin importar lo grande que sea. Y toma ahora la decisión, en este mismo instante, de seguir avanzando más poderosamente aún hacia la portería de tu mayor rival. Imagina cuántos goles más estarás celebrando gozosamente cada día en la gran final de tu vida.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (3)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« No Dejes Para Mañana... | Main | Botones Verdes Y Rojos »