Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
miércoles
may012013

De Gusano A Mariposa

A menudo la gente me pregunta, “¿por cuántas fases debo de pasar para lograr finalmente los cambios que deseo para mi vida?” Personalmente, no creo que haya una respuesta única para todo el mundo, debido a que cada persona tiene objetivos distintos. Aunque sí que pienso que existen ciertas fases que todos compartimos en común a la hora de cambiar cualquier aspecto de nuestra realidad.

Existen tres etapas fundamentales por las que todo buscador de una mejor versión de sí mismo deberá pasar hasta que finalmente se transforme en su visión ideal.

La etapa del huevo: es la fase del hombre común, inconsciente y dormido, que vive en un paradigma limitante que le mantiene ciego y sin darse cuenta de aquellos aspectos de su ser que le han impedido progresar y expandirse todo lo que realmente puede.

Debemos recordar que, el primer paso para cambiar cualquier cosa en nuestra vida, es darse cuenta de que “algo” necesita ser cambiado. Y hasta que no llegue este vital momento en la vida de la persona, los cambios serán simplemente producto de causas externas y ajenas a él, y no el resultado de una decisión consciente y deliberada por parte del individuo.

El cambio en el mundo es inevitable, pero el progreso no lo es. Necesitamos ser nosotros mismos quienes cada día y conscientemente lo persigamos. ¿Acaso el sol no se renueva cada día siendo así eternamente nuevo?

La etapa de la larva hasta la fabricación del capullo y posterior encierro en él: es la fase del aspirante, del buscador, del individuo que ha reconocido la gravedad de su estado actual y ha decidido ya investigar por doquier a fin de crear para sí mismo una nueva y mejorada realidad.

Los cambios que persiga pueden darse en una o más áreas de su vida; tanto en su mundo emocional, en su cuerpo físico, en su vida familiar, vida social o laboral, o darse también dentro del ámbito espiritual. Quizás el aspirante seleccione todas las áreas, o puede que quiera mejorar sólo algunas de ellas. La elección que haga tendrá que ver con sus valores personales. En otras palabras, con aquellas áreas que considere más importantes para su desarrollo personal.

Y por último, la etapa de la mariposa: es el del adepto, del iniciado re-nacido, del auto-creado que no ha nacido de la carne, o sea, de la materia densa del huevo, sino que ahora, ha nacido fuera de la prisión que él mismo había construido con muros de materia subjetiva. Es decir, a salido fuera del capullo que él mismo había tejido a través de los hilos de sus propios pensamientos.

En este punto de su desarrollo el aspirante puede ahora volar libremente como una mariposa. Ha resucitado a la luz del día en donde se conoce a sí mismo sin igual.

Así pues, mi estimado caminante, desvía la vista hacia tu interior para que puedas ver la inmensidad de tu Ser. Ya que, con cada vuelo que emprendas desde tu noble corazón y durante tu camino hacia la creación de una mejorada realidad, dejarás con tus alas una luminosa estela dorada ¡De tanta Luz! Que inspirarás también a otros a salir de sus capullos para volar cada vez más alto, impulsados siempre desde la grandeza de su corazón.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la lave del CAMBIO!

 


PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (4)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Descubre Qué Es Lo Más Importante | Main | ¡El Precio De Los Errores! »