Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
viernes
may312013

Metiendo El Pie En La Puerta

¿Sabías que si preguntas a los niños de seis años si se creen capaces de conseguir algo, el 90% contesta afirmativamente? Y, ¿sabías también que entre los niños de doce años sólo el 10% está seguro de lograrlo?

¿Qué ocurre pues entre esos seis años de vida para que tantos niños cambien de opinión? ¿Qué es, exactamente, lo que les arrebata su sentimiento de certidumbre acerca de sus propias capacidades?

William James, profesor de psicología en la Universidad de Harvard, afirmaba que, “la creencia es la creadora del hecho real”. ¿Qué quería decir? Que no se cree lo que se ve, sino que se ve lo que se cree.

Una mujer tailandesa, de vacaciones en las montañas de la ex Yugoslavia, descansaba en el coche aparcado al borde de un acantilado mientras sus compañeros de viaje daban un paseo.

Sentada en el asiento trasero, de pronto se dio cuenta de que el freno de mano no estaba puesto. Al inclinarse para accionarlo, el coche comenzó a rodar y a los pocos segundos caía por el acantilado. La mujer tuvo la certeza de que iba a morir ahogada en el mar.

Mientras el coche chocaba contra las rocas, ella daba tumbos en el interior. La vida parecía desvanecerse ante sus ojos; la mujer sabía que la muerte estaba cerca. No había escapatoria.

De repente, en medio de aquella confusión, se acordó de algo en lo que creía ciegamente: “nuestra mente posee la capacidad de cambiar las situaciones”. ¿Podría aplicarlo en ese momento? Concentró cada fragmento de la energía que le quedaba en intentar cambiar su situación. Entretanto, el coche seguía precipitándose por el acantilado.

Tan pronto como se concentró en cambiar la situación, una idea afloró en su mente. Si era capaz de abrir la puerta y sacar el pie para mantenerla abierta, podría escapar cuando el coche cayera al agua. Tras varias intentonas, finalmente lo consiguió.

Había escapado de la muerte milagrosamente. Después de pasar ocho largos meses en el hospital, la mujer logró reanudar su vida. Estaba convencida de que si no se hubiera concentrado, si no hubiera decidido que tenía la capacidad de cambiar la situación, habría muerto. Piensa ahora en sus decisivas palabras, porque son palabras que le regalaron una nueva existencia.

“Decidí que tenía la capacidad de cambiar la situación”.

Ese mero pensamiento le salvo la vida. Ese pensamiento hizo que activara rápidamente sus recursos para hallar una solución. ¿Cuántas personas crees que se precipitan por un acantilado cada año? ¡Muy pocas!

Los problemas que tú y yo experimentamos cada día, en comparación, son triviales, pero el poder de decidir que eres capaz de cambiar cualquier situación, es la misma.

¿Estás aprovechando tú cada día ese gran poder que llevas dentro?

Verás, a pesar de que esta mujer tailandesa se encontraba dentro de un acontecimiento que parecía irreversible, decidió cambiar su situación. Decidió dar el paso, emprender una nueva acción y crear así un nuevo resultado. Es decir, intentó abrir la puerta, pese a los tumbos y golpes, y sostenerla con el pie, siendo consciente de que podía perderlo por salvar su vida.

Pues bien, ¿por qué no decides adoptar tú este poderoso pensamiento? ¿Por qué no desarrollas a partir de ahora en tu interior un sentimiento de certeza inmutable para que cuando estés cayéndote por alguno de los acantilados de tu vida, te acuerdes de que tienes siempre la capacidad de meter tu pie en la puerta y cambiar la situación?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (3)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    How can I insert a tag cloud into my blog @ blogspot?
  • Response
    Metiendo El Pie En La Puerta - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Marcellus Mangon
    I found a great...

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« Atravesando La Puerta Misteriosa | Main | Derrotado Por Sus Pensamientos »