Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
miércoles
sep112013

Batiendo Tus Alas

 Mientras realizaba hoy mi paseo mañanero, he visto a unos patos flotando pacíficamente en la superficie del lago que hay cerca de mi casa. De repente, uno de ellos ha entrado en el territorio de otro pato. Y, en ese momento, se ha desatado una furiosa pelea. Tan sólo ha durado unos pocos segundos hasta que cada una de las aves ha salido flotando rápidamente a ras del agua en sus respectivas direcciones. Mientras lo hacían, batían sus alas frenéticamente hasta que, poco después, han vuelto a nadar en completa paz sobre el agua como si la pelea nunca hubiera sucedido.

¡Cuánta sabiduría en unas criaturas tan pequeñas! ¿Cómo consiguen retornar a una vida llena de paz justo después de la pelea? ¿Por qué no sufren las consecuencias de ese enfrentamiento como lo hacemos la mayoría de los humanos? ¿Por qué no tienen ninguna “herida que lamer”?

¡Sencillo! Cuando baten sus alas, liberan todas las emociones y toda la energía que han almacenado durante la pelea. Las purgan íntegramente para que no se acumulen en su cuerpo.

 ¿Cómo es entonces que los humanos no hacemos eso? Con toda nuestra supuesta “sofisticación”, ¿por qué no utilizamos esta bella perla de sabiduría que nos brinda la naturaleza?

 Sufrimos durante la vida acumulando día tras día un sinfín de energía y emociones. Aunque, ciertas emociones son saludables si las sentimos plenamente y las expresamos de forma adecuada. Pero muchos no las purgamos. Y por este motivo y al igual que las heridas físicas, nunca tienen la oportunidad de sanarse. Acaban infectándose y, del mismo modo que un corte en tu cuerpo, comienzan luego a pudrirse.

 ¿Tienes tú aun este tipo de heridas podridas en tu interior? Es casi imposible no tenerlas. ¿Cuánta gente en este mundo crees que se ve con el permiso de sentir y expresar plenamente sus emociones? Además, las heridas que has sufrido en el pasado durante peleas y discusiones, son sólo una de las muchas posibles lesiones que puedes padecer. Y todos estos moratones, cortes, magulladuras y fracturas sentimentales se trenzan entre sí y nos van asesinando poco a poco. Quizás no físicamente, pero sí psicológica y emocionalmente.

Ahora bien, ¿cómo empezamos entonces a invertir este deterioro emocional? Existen varias formas de lograrlo. Pero, ¿y si lo hicieramos del mismo modo en que lo hacen los patos? ¿Y si en el momento en el que nos encontramos metidos en una situación negativa y que amenaza nuestro preciado bienestar, simplemente moviéramos nuestras alas con la máxima intensidad? ¿Qué pasaria? 

¿Que cómo hacemos esto los humanos si no tenemos alas? ¡Sencillo! Realizando cualquier tipo de actividad que rompa no sólo con el estado emocional negativo, sino que te fuerce a asociarte y a concentrarte totalmente en la nueva actividad.

Por ejemplo, si has tenido una discusión furiosa con otra persona, puedes romper inmediatamente ese patrón conductual tirándote en el suelo para hacer 15 flexiones rápidas, mientras las cuentas en números descendentes a partir de cien y en intervalos de 3 (100, 97, 94, 91, etc.).

Al hacer esto, cambiarás rápidamente tu foco de atención y liberarás también, con la fuerza que necesitarás para terminar las flexiones, la energía negativa que hayas acumulado.

Algún lector puede ahora estar pensando: “¡Qué ridiculez! ¿Cómo me voy a poner a hacer flexiones en medio de una discusión?” Y mi pregunta para todas estas personas es: ¿Qué es más ridículo, hacer 15 flexiones o acumular en tu interior emociones negativas y putrefactas que acabarán por arruinar tu vida emocional?

Lo importante no es hacer las flexiones, sino involucrarte rápidamente en cualquier otra actividad física como andar, subir escaleras, saltar, estirar tu cuerpo, respirar profundamente durante un minuto, etc., para que puedas romper así el estado emocional negativo, liberarte de la tensión acumulada y cambiar además tu foco de atención.

Así que, sé creativo, sé ingenioso y comienza a descubrir nuevas maneras que te ayudarán a batir poderosamente tus alas, purgando de tu interior y con rapidez cualquier energía o emoción perjudicial. ¡Piensalo! ¿Y si comienzaras hoy mismo a crear nuevos recursos que te aporten mayores niveles de paz, armonía y felicidad? ¿Qué valor tendría esto para ti?

Imagina regalarte la habilidad de flotar por las aguas de tu existencia mientras avanzas en completa paz, compartiendo alegremente con los demás la maravilla de tu vida

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

References (54)

References allow you to track sources for this article, as well as articles that were written in response to this article.
  • Response
    Remarkable Nfl Jerseys - Cheapest Price On Line
  • Response
    Response: web indexing
    Awesome Web page, Keep up the good job. Many thanks.
  • Response
    Response: weblink
    Awesome Web page, Maintain the very good job. Thank you so much!
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Vidya
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Alissa
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: look at here now
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Www.greenade.cl
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Get the facts
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Alessandra
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: prorochestvo.info
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: wood bedstead
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: www.thaitiat.org
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Allis
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Angil
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: cmos.fe.up.pt
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Adelia
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: VuHoan
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: www.games4king.com
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: hop over to here
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Ajmal
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: Whitfield
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos
  • Response
    Response: www.promedia.ba
    Batiendo Tus Alas - Blog - David Barcos

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« ¡Pisa El Acelerador! | Main | Trampas De Comunicación »