Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
viernes
mar132015

Tú Y Tus Miedos Imaginarios

La gran mayoría de las cosas que nos aterran casi nunca se hacen realidad. 

Por otro lado, esto no impide que esos miedos imaginarios que habitan en la mente nos sigan secuestrando. Aunque existe algo que puede ayudarnos. Y consiste en emplear ciertos trucos mentales que tienen que ver con lo que, en PNL (Programación Neuro-Lingüística), se denomina: “La Linea Del Tiempo”. 

Por ejemplo, es fácil quedarse atrapado en el “aquí y ahora” cuando estamos pensando en la mayoría de nuestros asuntos. Pero, como seres humanos que somos, y no como la gran mayoría de animales que están impulsados por sus instintos, es nuestra responsabilidad usar cada día nuestro cerebro al más alto nivel. 

Y una forma de lograr esto, es ver las cosas desde distintas perspectivas temporales. 

Por ejemplo, puede ser útil pensar más allá del momento actual. Pensar en el futuro cuando algo te está poniendo de los nervios, es para algunas personas de gran utilidad. Si tienes una importante reunión el martes por la tarde, podrías disminuir la ansiedad pensando en el delicioso desayuno que estarás celebrando en la mañana del miércoles habiendo logrado con éxito tu objetivo.

Si no te queda ni un gramo más de energía para hacer las siguientes diez abdominales, puede que te imagines dentro de un mes o dos mirándote al espejo, viendo en tu vientre una marcada tableta de chocolate mientras escuchas a la gente de tu alrededor comentar lo "sexy" que te ven.

Si ya no puedes seguir estudiando ni un segundo más, imaginar el sentimiento de triunfo que sentirás al sacar un sobresaliente en el examen, puede darte ese impulso extra que necesitas para seguir adelante.

Otra manera de reducir los negativos efectos que nuestros miedos “imaginarios” nos generan es, simplemente, abrazarlos. Cierra los ojos, imagina el peor escenario que pudiera ocurrir. Acto seguido, acéptalo plenamente. O sea, date la oportunidad de sentir esas emociones, sentir lo que experimentarías si eso ocurriera. Y luego, imagina qué harías después de eso, y después de eso y después de eso...

Si repites este proceso mental lo suficiente, podrías disminuir las inhibiciones que te crea ese miedo en particular.

Todo esto puede resultarte al principio algo raro e incluso aterrador. Pero si lo practicas varias veces a la semana durante sólo un par de minutos cada vez, podrías experimentar unos cambios maravillosos en tu calidad de vida. Sentir menos miedo y menos ansiedad mientras gozas de mayor paz, más armonía y disfrutas también de unos nuevos niveles de plenitud personal.

Así que, ¿por qué no lo pruebas?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

PrintView Printer Friendly Version

EmailEmail Article to Friend

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>
« ¡Parar! Empezar y Seguir... | Main | En Busca Del Interruptor »