El Posible Peligro De La Palabra “Debería”…
martes, marzo 29, 2016 at 3:52PM
David Barcos

 Los únicos momentos de sufrimiento que tenemos en la vida surgen cuando hospedamos en nuestra mente cualquier pensamiento que discrepa con lo que realmente SON las cosas”.

Recordando las palabras de Byron Katie (escritora y conferenciante exitosa norte americana): “Si quieres que tu realidad sea diferente a “como es”, entonces puedes intentar también enseñar a tu gato a ladrar. Puedes intentar e intentar una y otra vez, al final tu gato te mirará a la cara y dirá: “Miau”. Desear que tu realidad sea distinta a como ES en ese momento, es igual de nulo. Puedes dedicar el resto de tu vida a enseñarle a tu gato a ladrar”.

Y aún y todo, si prestas atención, te darás cuenta de que tienes todo el tiempo pensamientos de este estilo. Cuando sea que aparezca en tu vocabulario la palabra “debería”, estate alerta. Porque eso es precisamente lo que está sucediendo. 

Por ejemplo, afirmar que:

Todas estas declaraciones son una clara muestra de que estamos metidos en el Universo de la mente, y no funcionando desde el mundo real. 

¿Me sigues hasta aquí?

Todos estos pensamientos están siempre queriendo que la realidad sea diferente a como realmente "ES". En definitiva, todo el estrés que sientes en tu vida en este momento es causado por discrepar con lo que realmente “son las cosas”

La gente me suele decir: “Pero si simplemente acepto la realidad tal y como es, entonces me volveré pasivo y nada cambiará”. Y yo les digo: “¿Cuál de estás dos declaraciones te parece que tiene más sentido?:

"Ojalá no hubiera perdido todo ese dinero”.

O, “¿Qué puedo hacer ahora mismo para aumentar mis ingresos”. 

Aceptar las cosas “como son”, no significa que debes conformarte con lo que tienes. Quiere decir, simplemente, que pones a un lado toda esa resistencia y toda tu lucha interna mientras te concentras rápidamente en crear nuevas condiciones que te conducirán exitosamente al objetivo que quieres lograr. 

Cuando suceden cosas indeseables, puede ser de utilidad (en ciertos casos) aferrarnos a ello sin tener que discutir o luchar internamente contra eso. Y aunque puede que seamos conscientes de esto, lo seguimos haciendo sólo porque se ha convertido en un patrón de pensamiento habitual. Convertido en otro ritual mental más dentro de nuestra forma de pensar.

Y como sabes, puedes cambiar en cualquier momento tu habitual forma de pensar, siempre que introduzcas una nueva opción que tenga un mayor impacto emocional y que funcione mejor que lo que has estado haciendo hasta ahora. 

¿Cómo se puede conseguir esto? 

De muchas maneras distintas. Pero dado que este es un tema algo más extenso, lo dejaré para un nuevo y futuro artículo.

Por ahora, ¿por qué no empiezas a ser más consciente de esos momentos en los que uses la palabra “debería” para describir cualquier otra cosa que no sea lo que realmente “ES”?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

Article originally appeared on David Barcos (http://davidbarcos.com/).
See website for complete article licensing information.