Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
martes
ene242012

Ser o No Ser

¿Eres Tú la Causa o el Efecto de los acontecimientos en tu vida?

La gente que decide estar en el lado de la Causa dicen cosas como: “He creado lo que hay en mi vida”. Mientras que las personas que viven la mayor parte de su vida en el lado de los efectos de esta misma ecuación, hacen comentarios del tipo: “Hubiera podido hacer, tener, ser, estar, triunfar, etc.,… PERO…”

Adoptar esta forma de pensar desgraciadamente te limita, ya que al echarle la culpa de tu situación a una serie de factores externos sólo te coloca en una posición de víctima y te hace creer, además, estar fuera de control.

Y soy plenamente consciente de que… No podemos controlar la dirección en la que sopla el viento, pero siempre podremos ajustar nuestras velas.

Por este motivo, cuando decides agarrar realmente el timón de tu vida para aprovechar la fuerza de los vientos de cualquier Causa, esta nueva forma de ver, ser y estar en el mundo te asistirá rápidamente a sentirte capacitado. Y sencillamente porque al colocarte en este lado de la ecuación, tomas de forma inmediata la total responsabilidad sobre cómo respondes ante las distintas olas que surjan en el gran oceano de tu vida, brindándote la oportunidad para generar así unos nuevos cambios que mejoren tu existencia. Y, ¿acaso no es eso lo que quieres?

Y hasta que nuestros veleros se crucen de nuevo, simplemente recuerda que… 

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


 

lunes
ene232012

Grasa o Magro

Levin y Gaeth, investigadores de la Universidad de Iowa, llevaron a cabo un estudio en el que dieron muestras de hamburguesas de carne picada de vaca a dos grupos de catadores. Las hamburguesas eran exactamente iguales, pero se utilizó una pequeña diferencia en la estrategia publicitaria: a un grupo le dijeron que las hamburguesas eran magras en un 75% y al otro, que las hamburguesas tenían un 25% de grasa.

El primer grupo consideró que las hamburguesas eran notablemente más magras y de mayor calidad y mejor gusto que el segundo grupo, que estimó que las hamburguesas eran grasas, aceitosas y de poca calidad. (I. P. Levin y G. J. Gaeth, “How Consumers Are Affected by the Franming of Attrbute Information Befote and Alter Consuming the Product”, Journal of Consumer Research, diciembre de 1988, pp. 374-378).

No te olvides que la forma en cómo presentas cualquiera de tus ideas, determinará el tipo de impacto emocional y respuesta conductual que obtengas cuando hables con los demás.  Y esto es debido a que, aquello en lo que te concentras, será lo que experimentas.

Si no te han gustado hasta ahora algunas de las reacciones que has recibido de otros, amplía entonces tu visión y percibe a partir de hoy toda la situación global. Y te digo esto porque a menudo los humanos tenemos una percepción reducida tanto del mundo como de las personas, las cosas y hasta de nuestro propio ser.

¿Eres tú de los que normalmente ven la grasa o el magro de lo que hay a tu alrededor?

Date cuenta de que has tenido, tienes y siempre tendrás la oportunidad para elegir en cada momento de tu vida cómo describes cualquier contenido existente en el gran plato de tu realidad.

Así que, hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente
recuerda que…
 

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


domingo
ene222012

Un Ejemplo Inspirador

Cuando te sientas decepcionado, abatido o impotente porque las cosas no te salen como tú quieres, cuando te encuentres en esos momentos en los que tu vida se derrumba y la ves casi completamente oscura y sin esperanza... este corto video que quiero compartir hoy contigo puede poner las cosas rápidamente en su justa perspectiva.

¡Espero que lo disfrutes!

Y hasta que estemos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

viernes
ene202012

Derribando Tus Muros

Una fresca y luminosa mañana a mediados del mes de Abril se encontraron un agricultor francés y otro alemán a unos escasos metros de la línea fronteriza que separa sus respectivos países:

 -¿De qué tamaño es su finca? Pregunta el francés.

El alemán respondió con cierto tono de arrogancia:
-Para el estándar alemán, mi finca es de un tamaño razonable: cuarenta y cinco hectáreas. ¿Y la suya?
El francés contestó con el mismo tono:
-Salgo por la mañana en mi jeep y al mediodía todavía no he recorrido ni la mitad de mi finca.
El alemán, añade:
-Yo también tuve un jeep francés, y son una PORQUERÍA!!!!

¿Te has encontrado tú alguna vez en una situación similar? ¿Te ha salido a ti también el tiro por la culata en alguna ocasión?

Detente y considera por un momento, ¿cuál ha sido el precio que has pagado al intentar alardear sobre cualquiera de las fincas que componen el mosaico tu vida? Y al escucharte los demás, ¿han menospreciado ellos también el jeep que conducías o han respondido a pesar de todo ello con un amor verdadero?

Porque recuerda, es mejor a veces no decir nada, que decir algo que sirve sólo para levantar muros y distanciarte del resto.

¿Y si utilizaras a partir de hoy tus palabras para unir, para crear, para compartir y para celebrar con gozo el regalo de tu vida con los demás?

Y hasta que estemos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

jueves
ene192012

La Luz De Tu Vida

 ¿Te has encontrado alguna vez sintiéndote que ya no podías avanzar más, completamente drenado de energía, de ilusión y de esperanza y aún así, has continuado arrastrando tus pasos con la lengua afuera, sin aliento y albergando la pequeña esperanza de que algo cambiaría?

En tal caso, puede que el curioso experimento que llevó a cabo un grupo de científicos de Palo Alto (California), te resulte revelador. Consistía en dos fases.

Durante la primera, colocaron a una rata en un pequeño depósito de cristal lleno de agua, casi hasta el borde y luego lo taparon con un libro. La rata sólo tenía ahora un pequeño espacio para seguir respirando entre la superficie del agua y el libro, mientras nadaba tratando de mantenerse a flote.

El siguiente paso fue apagar la luz del laboratorio dejándolo totalmente a oscuras. El animal nadó cerca de quince minutos. Y después dejó de nadar y murió ahogado.

En la segunda fase de este experimento, hicieron exactamente lo mismo excepto que en esta ocasión permitieron la existencia de un punto de luz muy tenue al otro lado del recinto.

La rata nadó durante tres días consecutivos antes de ser rescatada por los investigadores.

Y puede que ahora estés pensando, ¿y qué tiene que ver todo esto conmigo?

Muy sencillo. Simplemente pregúntate…

¿Me encuentro ahora mismo a oscuras en alguna parcela de mi vida mientras se me agotan rápidamente los minutos?

¿O puedo distinguir desde mis tinieblas el diminuto punto de luz que me mantendrá a flote el tiempo necesario hasta que surjan nuevas opciones y pueda salir de esta situación con éxito?

¡Piénsalo!

Pero por favor, no olvides jamás que la resplandeciente Luz de tu esperanza ha sido, es y será siempre la Luz de tu vida que ilumina cada paso en tu camino.

Y hasta que estemos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…


 ¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 


miércoles
ene182012

Destapa Tu Poder

Quiero comenzar nuestra sesión de hoy con algunas preguntas...

¿De qué depende que una persona establezca grandes objetivos y decida además perseguirlos, comparado con otra que simplemente se conforma con ir tirando por la vida? ¿Por qué algunos individuos en este mundo demandan lo máximo para sí mismos, para su familia y, en definitiva, para su propia existencia mientras otras se conforman sólo con las migajas de la vida?

¿Cuál es la verdadera diferencia que separa a estos dos tipos de personas?

Y si tuvieras que colocarte a ti mismo en uno de estos dos grandes grupos, ¿en cuál de ellos estarías tú? Y, ¿por qué crees eso?

Si hay un elemento vital que he descubierto durante los últimos 19 años de mi vida tras realizar numerosas investigaciones, seminarios y sesiones de terapia por diversos países del mundo, y que es además el mayor responsable de destruir la vida de muchas personas, es precisamente el tema del que te quiero hablar el día de hoy.

Pero antes de comenzar, quiero compartir algo contigo que puede que te sorprenda…

¿Sabías que se puede entrenar a una pulga? Pues sí, es cierto, realmente se puede y de hecho lo hacen. Simplemente entrenan pulgas introduciéndolas dentro de un frasco y colocando una tapa sobre él. Las pulgas comienzan a saltar, elevándose y golpeándose una y otra vez contra la cobertura.

A medida que saltan con entusiasmo y se elevan chocándose repetidas veces, se produce de repente un efecto muy interesante: las pulgas siguen saltando, pero ya no lo hacen a la suficiente altura para sacudirse contra la tapa. Entonces, y esto es absolutamente cierto, se puede retirar la tapa y aunque las pulgas sigan saltando, jamás saldrán del interior del frasco.

Repito: No saldrán del frasco debido a que no pueden hacerlo. ¿Por qué? Muy sencillo, porque después de recibir todos esos golpes se han adiestrado finalmente a saltar hasta determinada altura.

Y una vez que se produce este fenómeno, jamás podrán superar esa cota.

Ahora bien, ¿has dejado tú de saltar alto en la vida por haber caído en una trampa como esta?

¿Has estado golpeándote una y otra vez contra la tapa de un frasco que es demasiado pequeño para ti?

Y si es así, ¿quién se ha introducido en él? ¿Has sido tú mismo de forma consciente e intencionada? ¿O por el contrario ha sido un frasco creado por otras personas y por sus propios miedos o intereses?

¡Piénsalo!

¿No crees que merecería la pena volver a examinarlo con sincero detenimiento, ya que puede estar obsoleto? ¿Podría ser este el gran día en el que quitarás por fin esa tapa y lograrás experimentar así las maravillosas oportunidades que te regala la vida en cada momento? ¿Acaso no te lo mereces?

¡TU MISIÓN ESPECIAL!

Escoge un contexto o ámbito determinado de tu vida en el que quieras mejorar (el plano familiar, social, laboral, tu forma física, tus relaciones amorosas, tu propio mundo emocional, etc.) e identifica las tres tapas más dolorosas, limitantes o aparentemente infranqueables con las que te has estado golpeando de forma regular, y plásmalas ahora en tu cuaderno de seguimiento personal.

Y si no tienes un cuaderno, te recomiendo que adquieras uno. Ya que podrás, a partir de hoy, realizar en él todas tus Misiones Especiales y anotar también cualquier otra información que consideres pertinente y útil para tu propio avance y superación personal, ¿de acuerdo?

Y como ya habrás deducido, las tapas a las que me he estado refiriendo no son nada más que todas aquellas creencias limitantes, dañinas y autodestructivas que están ahora hospedadas en tu mente.

De verdad, ¿crees que valdría la pena invertir ahora algo de tiempo para examinar seriamente el frasco en el que has estado viviendo, ya que hasta puede llevar algún tiempo sin que esté puesta la tapa? 

De momento, esto es todo a lo que quiero invitarte que hagas en nuestra nueva sesión de hoy. ¿Vale?

Espero que este tema te haya resultado no sólo interesante, sino que haya generado también en tu interior el impulso apasionado para emprender un conjunto de nuevas acciones que te ayudarán, de ahora en adelante, a transformar positivamente y para siempre tu destino.

 Y hasta que estemos de nuevo en nuestra siguiente sesión, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

martes
ene172012

“Tu Mayor Enemigo Y Cómo Evitarlo”. Parte 2ª

Hay un tema sobre el que estuve orbitando durante todo el artículo anterior (La Parte 1ª) pero que no quise dejar del todo claro porque quería aprovechar nuestra nueva sesión de hoy para presentarlo y explorarlo con mayor detenimiento y claridad. Y la cuestión es simplemente la siguiente.

A no ser que construyas y mantengas en tu mente una enorme visión irresistible, llena de nítidos detalles sensoriales de tu sueño u objetivo, éste nunca verá la luz del día y jamás se materializará.

Y  puede que te estés preguntando , ¿y por qué?

Porque eso es exactamente lo que tu cerebro necesita para poder impulsarte a la acción y producir resultados. Y es también lo que necesita para seguir actuando a través del tiempo y  poder evaluar los resultados producidos,  cambiando si lo necesita a lo largo del proceso cualquiera de las acciones deficientes y  sus correspondientes efectos hasta llegar exitosamente a tu objetivo deseado.

Si no tienes un blanco bien definido, ¿cómo sabrás si te estás acercando o alejándote más de él? Piénsalo. Si el piloto de un avión no ha especificado el destino final de su vuelo, ¿cómo reconocerá entonces el aeropuerto correcto en el que debe de aterrizar?

Se mantendrá suspendido en el aire igual que tus deseos hasta que, o haya especificado con claridad el aeropuerto en el que tomará tierra o se quedará flotando en el aire hasta que se le acabe el combustible. Y, en cuyo caso, cualquier parte de la superficie terrestre se habrá convertido en su improvisado aeropuerto, después de haberse estrellado claro. Y obviamente, no es así como quieres tú pilotar tu vida, ¿verdad?

Para optimizar todos tus esfuerzos necesitas enviar un claro y gráfico  mensaje a tu cerebro con respecto a dónde quieres llegar. Esto te permite realizar todas las correcciones necesarias a lo largo de tu trayecto hasta aterrizar con éxito en el blanco ya establecido. Así es exactamente como funciona nuestro sistema nervioso a la hora de convertir cualquier deseo en realidad. 

Necesitamos recordar que los seres humanos somos una especie orientada a conseguir objetivos. Forma parte de nuestro cableado interno. Siempre vamos a estar alejándonos de algo y acercándonos a otra cosa. O bien nos alejamos de todo aquello que pensamos nos puede causar algún miedo, dolor o sufrimiento, o nos aproximándonos hacia algún tipo de deseo o cualquier otra cosa que pensamos enriquecerá una o más de las áreas clave de nuestra vida. Y en cualquier momento en que nos alejamos de algo nos estamos también acercando a otra cosa, ¿no es cierto? Estamos siempre moviéndonos en cierta dirección para alcanzar algún objetivo y jamás nos mantenemos inmóviles. Es parte de nuestra naturaleza. Incluso si alguien dice:

  • “Yo no quiero nada. Yo sólo quiero quedarme exactamente donde estoy y como estoy”.

En este caso concretamente, eso es precisamente lo que se está queriendo alcanzar. Se está persiguiendo el objetivo de mantenerse inmóvil, persiguiendo el objetivo de preservar intacta la situación actual, ¿me sigues hasta aquí?

Desgraciadamente, el principal problema de toda la gente que quiere cambiar algún aspecto de ellos mismos pero se siente inmóvil o está atrapada en una fase de su vida en la que no quieren estar, es simplemente porque su cerebro no ha recibido aún una representación interna lo suficientemente clara, detallada, tangible e irresistible que le permita activar en todo su interior ese poderoso impulso motivador que le capacitará para avanzar rápidamente hasta cruzar con los brazos bien en alto la anhelada línea de meta.

Otro importante motivo por el cual necesitamos crear en nuestra mente una detallada y tangible representación interna del resultado final, es porque con esta poderosa visión enriquecida en tu interior podrás a lo largo de tu viaje: formular mejores preguntas, descubrir velozmente todos los recursos que necesitarás para poder hacer realidad tu sueño y reconocer también con claridad todas las oportunidades en el momento en el que éstas se presenten ante ti. Y simplemente porque al tener ya activadas dentro de ti todas estas habilidades, incrementas así las probabilidades de tomar las mejores decisiones durante el transcurso de tu camino.

¡Piénsalo! Si la información que tienes ahora en tu mente es, no sólo turbia sino también ambigua porque es demasiado general, tu cerebro no tiene nada con lo que trabajar, ¿comprendes?

Asi que recuerda, no será hasta que hayas creado este tipo de visión, representada en tu mente de forma irresistible y tangible con todo tipo de detalles a nivel sensorial, que podrás por fin empezar a preguntarte:

  • “¿Dónde me encuentro ahora exactamente en relación a donde quiero estar?”

Y luego seguir preguntándote para descubrir así qué recursos internos posees actualmente:

  • ¿Qué recursos poseo ya  para reducir la distancia entre donde estoy ahora y donde quiero llegar?
  • ¿Qué estados emocionales y experiencias internas me pueden servir para garantizarme el éxito que me he propuesto?
  • ¿Qué estrategias personales de acción poseo a mi disposición?
  • ¿Qué conocimientos tengo ahora mismo que me ayudarán y me asistirán durante todo el proceso, y cuáles necesito adquirir?

Y luego continúa preguntándote para poder desvelar qué recursos externos tienes también a tu disposición:

  • ¿A quién conozco en mi vida que me podría ayudar en este  camino?
  • ¿Qué libros, CD´s, DVD´s, Cursos o Entrenadores Emocionales conozco que posean información útil y valiosa en este aspecto?

Explora también otros recursos externos como:

  • El Tiempo
  • El Dinero
  • Etc.

Y date cuenta de que aquí no estoy hablando de focalizar tu atención y enumerar todas las cosas que no tienes. 

El problema con esta forma de pensar es que te paraliza por completo generando bucles limítrofes en tu mente. Por desgracia existen ya demasiadas personas en este mundo que están secuestradas por estos bucles mentales y se están robando a ellas mismas de poder disfrutar de una vida más plena, más rica  y mejor, pero no dan el primer paso simplemente porque caen en la peligrosa trampa de focalizar su atención en todo aquello que no tienen. Estas personas pasan todo su tiempo convenciéndose a sí mismas de por qué no pueden tener, hacer o ser lo que dicen que quieren. Y mientras concentran su valioso tiempo y atención en eso, ¿adivina qué es lo que NO están haciendo?

¡Exactamente! No se están dando cuenta de todos los recursos que SÍ tienen ahora en sus vidas y cómo los podrían además estar utilizando para recortar distancias entre su estado actual y el nuevo destino en el que quieren aterrizar.

Debemos ser conscientes y recordar que, aquello en lo que nos concentramos lo experimentamos. Y aquello en lo que no nos concentramos, no lo experimentamos, aun cuando todos estos recursos estén ya en tu interior. Quiero decir, los seres humanos podemos tener en nuestra mente una gran cantidad de valiosa información, pero no será hasta que fijemos nuestra atención en ella, que comenzaremos a tener la emociones adecuadas al respecto. En otras palabras, es lo mismo que decir: "ojos que no ven, corazón que no siente".

Y tristemente, esta es la manera en la que muchas personas se desmotivan a sí mismas y acaban abandonando sus sueños incluso antes de empezar. ¡No caigas tú en esta resbaladiza trampa!

Entonces…

¿Como puede uno crear una poderosa visión que contenga no sólo los elementos sensoriales que garanticen el éxito que uno persigue, sino que te permita además focalizar tu atención de la forma más adecuada y poderosa para ti? 

 

¡TU MISIÓN ESPECIAL!

Esa es una buena pregunta y será el tema central de nuestra próxima sesión en este mismo apartado.

De momento y para poner la pelota en movimiento, quiero que comiences a pensar detenidamente en el resultado que quieres materializar ahora en tu vida y descríbelo con todo tipo de detalles. Utiliza sólo un lenguaje sensorial. Es decir, todo aquello que pueda ser verificado y cuantificado por los sentidos.

En vez de decir: “quiero ser feliz”. Describe todas las conductas observables que se manifestarán como resultado de que seas feliz. En otras palabras, si quieres ser feliz será porque supuestamente ahora no lo eres. Entonces comienza a describir cómo actuarías de forma distinta a como lo haces ahora. ¿Qué verían los demás? ¿Cómo sonarías de distinto para los demás? Etc. ¿Me sigues hasta aquí?

Quiero mostrarte un nuevo conjunto de elementos que te asistirán en este proceso. Asegúrate de tenerlos presentes en tu mente cuando defininas tu nuevo objetivo, ¿de acuerdo? Y estos elementos hacen referencia tanto a los temas que ya vimos en el artículo anterior como los que hemos explorado también hoy en este. Te ayudarán a mantenerte concentrado en los elementos clave para seguir avanzando en el camino adecuado mientras realizas el nuevo diseño de tu Estado Deseado.

  1. Siempre ha de estar formulado en positivo.
  2. Que pueda ser iniciado y mantenido por uno mismo.
  3. Que la definición y evaluación contengan elementos sensoriales basados en evidencias cuantificables.
  4. Determinado en un tiempo real.

Ahora bien. Una vez hayas hecho todo esto, comienza entonces a focalizar tu atención en todos los recursos que tienes ya en tu vida mientras continuas potenciando, aún más, ese poderoso impulso que habita ahora en tu interior y que te conducirá además paso a paso hacia la materialización de tu nueva gran visión.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima sesión, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

lunes
ene162012

"Tu Mayor Enemigo Y Cómo Evitarlo". Parte 1ª

La razón por la que mucha gente no consigue en su vida más de lo que desea y acaban estancándose en cierta fase de su desarrollo individual, repitiendo los mismos resultados día tras día, mes tras mes e incluso año tras año, es porque no utilizan conscientemente, ni de forma consistente, el sencillo proceso mental que estás a punto de descubrir en nuestra nueva sesión de hoy.

Este simple proceso es el primer paso para manifestar cualquier cambio exitoso. De hecho, tú ya la has estado aplicando a lo largo de toda tu vida en cada uno de esos grandes momentos en los que has materializado con efectividad cualquier deseo o idea que hayas ambicionado. Aunque quizás no hayas sido plenamente consciente de ello.

Así que, puede que hoy ni si quiera te revele nada completamente nuevo, pero lo que sí te prometo es que descubrirás una estructura mental eficaz, clara y bien definida del exitoso proceso que has llevado a cabo en cada una de esas situaciones. Para que así, de este modo y con esta especial información bajo tu brazo, puedas aplicar esta estrategia una y otra vez siempre que quieras.

¿Qué tal te suena eso?

Pues bien, eso es exactamente lo que empezaremos a ver hoy aquí. Unos pasos claros y bien definidos que te ayudarán de ahora en adelante a materializar cualquier resultado que quieras  para tu vida, independientemente del tamaño de tu objetivo. Porque este proceso funciona igual de bien para diseñar, desarrollar y manifestar unos grandes  proyectos como para cristalizar resultados más pequeños. El mecanismo que vas a seguir será siempre el mismo, ¿de acuerdo?

¡Pues vamos allá!

El primer paso en este proceso es formularte siempre una crítica y determinante pregunta.

Pero antes de desvelarte cuál es, quiero primero advertirte de que existe un gran peligro. El peligro de que pienses que eso ya lo sabes, el peligro de que caigas en la resbaladiza trampa en la que se encuentra ya mucha gente, y es dar algo por hecho. El pensar que, cuando te expones a una nueva información y recibes el primer par de ideas que te empiezan a sonar algo familiar, llegas a la prematura y quizás errónea conclusión de que eso ya lo sabes. Incluso antes de tener la visión total del puzzle que se te esta intentando mostrar. Porque entonces desconectas y descartas desgraciadamente todo lo que sigue.

Ahora bien, el precio que uno paga por pensar así es demasiado alto, ya que es precisamente esa forma de pensar la que mantiene a muchas personas en la oscuridad. Y desgraciadamente les ha mantenido también alejados de aquellos principios, ideas y estrategias que podrían cambiar rápidamente sus vidas.

Estas personas continúan sufriendo los graves efectos de su certeza sin darse cuenta de que es sólo su propia forma de pensar la que les ha mantenido divorciados de lo que supuestamente dicen que quieren.

Y yo estoy aquí para decirte que, incluso si alguien conoce una herramienta poderosa para transformar su vida, existe una gran diferencia entre saber qué hacer, y hacer lo que uno sabe.

Así que, te invito a que te mantengas en un estado de curiosidad y expectativa positiva ahora y durante toda esta presentación. Porque si quieres sacarle el máximo beneficio a esta información y comprender todo lo que puedes lograr con ella, es necesario que encajes todas las piezas de este puzzle vital.  Y te digo esto porque si quieres producir realmente unos importantes y nuevos cambios en tu vida, te van a hacer falta entonces ensamblar TODAS las piezas de este mosaico mental.

En primer lugar, debemos darnos cuenta de que los seres humanos somos una especie orientada a alcanzar objetivos. Estamos siempre intentando optimizar nuestra posición con respecto a aquello que queremos alcanzar y todo aquello que queremos evitar. No existen para nosotros puntos medios si comprendemos cómo funciona en realidad nuestro sistema nervioso. Nunca nos mantenemos inmóviles.  

Estamos siempre intentando optimizar nuestra posición con respecto a algo. O bien aproximándonos hacia una situación que creemos enriquecerá y mejorará nuestra vida, o alejándonos de aquello que pensamos la empeorará. Incluso cuando queremos aferrarnos fuertemente a algo para quedarnos donde estamos, eso es entonces lo que en ese caso se está persiguiendo. ¿Me sigues?

Y debido a esta cualidad sobre cómo funciona nuestro sistema nervioso necesitamos tener este componente en mente a la hora de manifestar eficientemente cualquiera de nuestros deseos. O los deseos de los demás, si es que estamos involucrados en el proceso de ayudarles a que cambien positivamente sus vidas.

Así pues, ¿cuál es la pregunta de vital importancia que uno debe siempre formularse antes de emprender cualquier acción en pos de conseguir sus sueños? Muy sencilla:

  •  ¿Qué Quieres?

Y aún cuando parece esta una pregunta obvia y muy fundamental en el proceso de manifestar cualquier objetivo, te puedo decir con toda convicción que en los casi 20 años que llevo realizando terapia, la gente que acude a mí porque quiere cambiar algún aspecto de sus vidas no sabe lo que quiere realmente.

De hecho me suelen decir y exponer todo lo que no quieren. No quieren estar deprimidos, no quieren tener ansiedad, no quieren enfadarse y ladrarles a sus seres queridos, no quieren tener sobre peso, no quieren sentirse inseguros y tener miedo ante ciertas situaciones de la vida, etc.

Y en ese momento yo les digo, imagínate que tu cerebro es como una inmensa cocina industrial con todo tipo de hornos, placas, frigoríficos y utensilios, y está ahí sólo para servirte y prepararte cualquier plato que quieras y hacerlo además en cualquier instante.

Ahora, supón que alguien acude a un restaurante que tiene un equipo con los mejores cocineros del mundo. Y este “Dream Team” de cocineros están en la cocina esperando únicamente a recibir la comanda que el camarero le haya tomado al cliente, para poder empezar así a cocinar su nueva gran obra maestra.

Supongamos que después de que el cliente se ha sentado ya en la mesa y ha leído el menú, se le acerca el camarero con bolígrafo y papel en mano y le pregunta, “¿qué quiere el señor?” y el cliente le dice, “Yo quiero… no tomar la sopa de marisco. También quiero…, no tomar la ensalada de la casa, y quiero no tomar también el pudín de cabracho”.

Y en este momento les digo a mis clientes, ¿Qué crees tú que va a poder hacer el mejor equipo de cocineros del mundo con esas instrucciones? Y aún teniendo todos los ingredientes necesarios al alcance de su mano ahí mismo en la cocina, y teniendo también todas las mejores cualificaciones para producir unos platos verdaderamente exquisitos, van a estar totalmente paralizados mirándose entre sí, rascándose la cabeza y con un gran signo te interrogación sobre ellos.

Y sabemos que no es porque no tengan las cualificaciones para hacerlo, es simplemente porque no han recibido la orden adecuada para movilizar todos los recursos necesarios y cocinar el guiso deseado. Así pues, ¿de qué sirve tener al mejor equipo de cocineros del mundo si uno no sabe cómo hacerles llegar adecuadamente la comanda?

Por otro lado están las personas que sí me afirman lo que quieren, pero lo hacen de una forma muy peculiar. Me dicen algo como, “quiero ser feliz”, “quiero tener más dinero”, “quiero ser una persona más segura de mí misma”, etc.

El problema con este tipo de afirmaciones es que son demasiado generales. Al cerebro le falta todavía demasiada información para poder activar los recursos necesarios y manifestar alguno de esos resultados. Cuando alguien me dice que quiere ser feliz, yo inmediatamente les pregunto: “¿dónde?” Y después de una larga pausa, se me quedan mirando con una cara de interrogación… Y yo les repito nuevamente, “¿Dónde quieres ser feliz?” Les digo, “no quieres sentirte feliz TODO el tiempo…”

Por ejemplo, si viene por la calle un dóberman corriendo y ladrando hacia a ti y te empieza a devorar a mordiscos la pierna, ¿querrías mirar hacia abajo y observar los chorros de sangre que salen de tu muslo mientras te sientes totalmente feliz? Probablemente no ¿verdad? Quieres sentirte feliz sólo en aquellos momentos en donde haces cosas buenas, ¿no te parece?

Debemos ser mucho más específicos a la hora de programar nuestros éxitos. Ya que si fracasamos en este tan importante primer paso del proceso, nos quedaremos solamente con una realidad flotante,  una fantasía mental que jamás se manifestará.

Y la principal razón es porque tu sistema nervioso no tiene nada tangible con lo que trabajar. Ya que, para que tu mente y toda tu neurología se encienda, se active plenamente y se ponga rápidamente en acción mientras sientes además ese continuo y poderoso impulso para avanzar hacia adelante, debes enviarle primero una orden clara, concreta, y muy tangible de lo que SÍ quieres.

Es decir, Dónde lo quieres, Por Qué lo quieres, Cuándo lo quieres experimentar, Cómo lo quieres, con Quién lo quieres, etc. Y es gracias a esta especificidad que ahora tu maravillosa mente se siente no sólo seducida para actuar sino que sabrá además todo lo que tiene que hacer o dejar de hacer durante el camino para lograrlo.

¿Te suena esto con sentido hasta aquí?  

¡Debemos siempre especificar! Y lo que esto significa es que tienes que, entre otras cosas, contextualizar el resultado que deseas producir. Pero me estoy adelantando un poco a mí mismo.

Vamos a retroceder del todo ahora hasta el principio para conocer así el primer paso que necesitamos dar siempre en pos de empezar a materializar nuestros deseos. Y es sencillamente responder a una simple pero poderosa pregunta.

  • ¿Qué quieres realmente?

Esta es la GRAN pregunta. Qué es lo que quieres en realidad. No focalices tu atención en aquellas cosas que no deseas o que no tienes, o que te generan miedo y duda e incertidumbre. Toma el completo control de tu mente y comienza ahora a describir con total claridad el Estado Deseado que de verdad ambicionas. ¿De acuerdo?

¡Genial!

Pues con esto terminamos nuestra sesión de entrenamiento de hoy. Espero que esta primera toma de contacto con el nuevo contenido que hemos empezado a explorar en esta sesión te haya resultado interesante. Y, como no, ha llegado ahora tu turno para aplicar lo aprendido.

 

TU MISIÓN ESPECIAL

¿Qué supondría para ti haber materializado ya exitosamente tus objetivos más preciados e importantes? ¿Cuáles serían los cambios más grandes que se producirían en tu vida como resultado de ello? ¿Y cómo afectaría todo eso a la vida de los demás, a la vida de las personas que más amas en este mundo? Piénsalo. ¿Qué te dirían? ¿Y cómo te hace sentir saber que puedes experimentar todo esto ? ¿Crees que merecería la pena invertir tiempo y energia para crear esta nueva realidad?

Aunque puede que alguien se esté diciendo ahora a sí mismo: "Es que en realidad no sé lo que quiero". En tal caso, no te preocupes. Simplemente declara lo que te "gustaría" tener en tu vida. Porque todo el mundo sabe lo que le gustaría hacer, lo que le gustaría ser, tener o en donde y cómo le gustaría estar en el mundo

Aunque algunas de esas personas igual creen que no pueden alcanzarlo. Que aquello que les gustaría que formara parte de su vida, es algo que esta demasiado lejos de su realidad. Es decir, saben lo que desearían pero no creen que lo puedan tener. Incluso, hay quienes piensan que ni siquiera se lo merecen.

En tal caso, y si eres tú uno de esos individuos, no te preocupes en absoluto por eso. Y te digo esto porque un poco más adelante, en las nuevas sesiones de entrenamiento, nos sumergiremos los dos juntos en el fascinante mundo de las creencias. Ya que son nuestros sistemas de creencias personales los que tienen el extraordinario poder tanto para crear como para destruir la calidad de nuestra vida. Y lo más interesante de todo esto es que, una vez que aprendes a identificar y modificar adecuadamente aquellas creencias que se interponen en tu camino, descubrirás que puedes crear y experimentar rápidamente nuevos cambios positivos y perdurables en cualquiera de las áreas más importantes de tu vida.

Aunque de momento, volvamos ahora a tu Misión Especial y al excitante proceso de seguir creando nuevas transformaciones que mejoren y enriquezcan tu destino.

Deja que te haga una pregunta. ¿Recuerdas como te sentías cuando eras ese niñ@ totalmente ilusionad@, estabas escribiendo tu nueva carta a los Reyes Magos y tenías esa gran sonrisa dibujada en tu dulce y delicado rostro? Pues bien, mientras sigues expandiendo ese placentero sentimiento en tu interior, comienza ahora a describir con todo detalle el Estado Deseado que quieres que forme parte de tu nueva vida, de tu nueva realidad. ¿Qué verás, qué oirás, qué sentirás, olerás y saborearás? Es decir, ¿cómo estarás actuando de forma distinta en tu nueva vida comparado a cómo lo haces ahora? ¿Entiendes?

¡Pues adelante!

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima sesión, simplemente recuerda que...

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

 

domingo
ene012012

¡Bienvenid@ A Mi Blog!

Es un privilegio para mí tener la oportunidad de conectar contigo a través de este Blog.

Espero tener en algún momento el placer de conocerte personalmente, bien sea en un curso, en una sesión de entrenamiento emocional, por correo electrónico, o quizás nos conozcamos un día por medio del “azar”.

Y hasta entonces,  te invito a que sigas iluminando al mundo con la Luz de tu corazón, con una sonrisa en tu rostro y mientras lo haces, recuerda siempre que... 

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!



Page 1 ... 27 28 29 30 31