Buscar
¡Constantemente investigando, aprendiendo, evolucionando y compartiendo!

 

Disfruto cada día concentrándome en avanzar por encima y más allá de mis limitaciones, ampliando así mi visión del mundo y de la vida.

Disfruto también, compartiendo con los demás, mis conocimientos sobre la Ingeniería Del Cambio Emocional, la Programación Neuro-Lingüística y todo lo concerniente a la Nueva Psicología de Éxito y el Óptimo Rendimiento Humano.

Es un regalo para mí tener la oportunidad de estar, no sólo formando y motivando a los demás a través de los Cursos y Master Class que realizo, sino llevar a cabo también unas especiales sesiones terapéuticas para la mejora personal.

Si estás interesad@ en aprender más sobre como te podrían ayudar algunas de mis consultas privadas, contáctame directamente. Y si quieres conocer más sobre cualquiera de mis próximos eventos inscríbete aquí, o sígueme también en twitter.

 

Indice del Blog
viernes
sep262014

Actualizando Nuestro Pasado

Para poder mantener tu mundo unido y que tu cerebro te dé la sensación de una coherencia continuada, tienes una forma de hablarte a ti mismo y una forma de hablar sobre ti. Y esta narrativa que empleas tanto para interpretar lo que sucede en tu interior, como para dar sentido a cualquiera de los eventos externos, o bien te ayuda a avanzar hacia adelante o te obstaculiza el camino.

Cada pensamiento que tienes está condicionado por tus pensamientos previos que se han consolidado a lo largo de tu vida. Y cada una de estas ideas pasadas, se han instalado en tu mente por medio de interpretar lo que ocurría a tu alrededor en ese momento. 

En otras palabras, algo ocurre en tu vida, le das un significado, lo archivas en tu base de datos y sigues con tu camino. 

Pero lo interesante de todo esto es que cada vez que te vuelve a ocurrir algo, el cerebro busca en todos los rincones de tu memoria para encontrar experiencias similares. Y estas experiencias similares incluirán todos los significados que tú mismo les hayas asignado en el pasado. 

Lo que quiere decir que, cada vez que obtienes una nueva comprensión de lo que sucede a tu alrededor, actualizarás automáticamente todas tus experiencias pasadas.

Interesante, ¿no?

Así que, si quisieras cambiar cualquiera de tus emociones negativas provenientes de tus pasadas experiencias, podrías empezar hoy por encontrar nuevos significados y fortalecer luego estas nuevas comprensiones consiguiendo que sean mucho más ventajosas y positivas para ti. Quizás no lo consigas de la noche a la mañana pero, ¿no crees que merecería la pena avanzar en esta dirección?

Recuerda, nada en este mundo tiene ningún significado excepto el que tú mismo decidas darle. Cada situación tiene infinitos significados pero tú eres siempre, en última instancia, quien decide lo que las cosas significarán para ti.

Cuando un grupo de amigos acude a un parque de atracciones y uno de ellos invita a los demás a montarse en la montańa rusa, una persona quizás sienta un tremendo pánico recorriendo todo su cuerpo mientras que otra puede experimentar un gran gozo, entusiasmo y una profunda excitación.

¿Quién está en lo correcto? Definitivamente, las dos. ¿Por que? Porque cada una de ellas es responsable de dar sentido a lo que ocurre a su alrededor. Y, como ya hemos dicho antes, ese significado estará siempre influenciado por lo que cada uno haya experimentado con anterioridad.

Por este motivo quiero preguntarte, ¿qué nuevas perspectivas, nuevos significados y nuevas formas de comprender el mundo que te rodea modificarás activamente hoy para empezar a renovar tus percepciones limítrofes?

¿No te gustaría expandir tu visión actual y crear así nuevas posibilidades que te permitan disfrutar mucho más del gran regalo de la vida? 

 Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


lunes
sep222014

Distrae, Describe o Reduce

Cuando estamos en un estado de estancamiento, tenemos por lo menos tres opciones de movilizar nuestros recursos a fin de emprender la acción y cambiar.

La primera: Romper el hábito de quedarnos estancados.

Es decir, ese estancamiento es un hábito y, como tal, se ha instalado inconscientemente como una rutina más en tus opciones de conducta. 

¿Cómo puedes romper ese hábito de estancamiento? ¡Distrayendo a la mente!  

Al igual que uno distrae a un bebe que está a punto de llorar y le hace mirar al techo diciéndole: “mira, mira, mira”, o comienzas a agitar un manojo de llaves para que el sonido le despiste. Si lo haces bien y lo haces dentro de la "pequeña ventana" de tiempo que tienes antes de que se active plenamente el hábito, el patrón de lloro no se ejecutará.

Segunda opción: Crear descripciones de los beneficios que puede experimentar la persona en el futuro. Estas posibilidades necesitan ser descritas de forma muy tangible y sensorial para que susciten una excitación interna en el individuo, y esta excitación le impulse a emprender la acción.

También podríamos describir las consecuencias negativas que ocurrirán al no actuar. Los problemas y las secuelas que pueden crear en su vida si decide quedarse como está.

La tercera opción“Desmenuzar” el Estado Deseado u objetivo en partes más pequeñas para que, de este modo, la cantidad de excitación que se requiere para que la persona se ponga en marcha sea menor. 

Así pues, si te encuentras estancado actualmente en alguna parcela de tu vida y quieres salir de este estado, tienes por lo menos tres opciones para cambiar tu realidad:

  • Distracción hacia un nuevo estimulo y, a poder ser, que active los recursos necesarios.
  • Descripción tangible y sensorial de los beneficios o las consecuencias.
  • Reducción hasta un nivel que sea suficiente para excitar a la persona a emprender la acción.

Considera por un momento: ¿Y si dedicaras tan sólo unos minutos para crear nuevas posibilidades a fin de salir de tus estados de estancamiento? ¿No crees que te ayudaría a avanzar más fácilmente hasta conseguir los tesoros que te mereces?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


jueves
sep182014

Pensar Que Estás Pensando

Como Dice el Dr. Richard Bandler: “Uno de los problemas más grandes que tenemos es que LA GENTE PIENSA QUE ESTA PENSANDO”.

Pero lo peor de todo, es que mucha gente piensa que está pensando y confían en ello. Confían en esa forma de pensar.  

Dicen: “Bueno, para dejar mi trabajo tengo que tener X cantidad de dinero, y si quiero inscribirme en la universidad necesito ahorrar Z cantidad, pero no puedo hacer esto ahora con las deudas que tengo...” 

Esencialmente, hablándose a sí mismos hasta la desmotivación total, a través de su propia visión incompleta y su propia visión de imposibilidad, llegando finalmente a una “profecía auto cumplida”. Lo que se llama en Psicología: Incapacidad Adquirida.

Nadie en este planeta sabe lo que es posible. Si le cedes a tu propia visión limitante de las cosas basándote en tu falta de maestría, falta de comprensión, falta de investigación etc., la experiencia de tu vida se volverá rápidamente muy reducida.

Sólo porque no tienes un conjunto de recursos ahora mismo, no significa que no se pueda conseguir lo que quieres. Las personas con Incapacidad Adquirida confían más en sus propias mentes, que lo que confían en su capacidad de exploración y en las posibilidades de la vida. Esta mentalidad es algo de la que todos necesitamos salir lo antes posible.

 ¿Estarías dispuesto a dar ahora un importante paso para escapar de esta limitante forma de pensar?

Pues bien, ¿qué nueva acción emprenderás hoy mismo para aumentar tu propia visión acerca de lo que es posible? Y por favor, ten siempre presente que la mente es como un paracaídas…

¡Funciona mucho mejor cuando se abre!

Así que, continúa buscando nuevos recursos, persiguiendo nuevas posibilidades y creando cada día las oportunidades que transformarán positivamente tu calidad de vida.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


jueves
sep042014

Un Pequeño Recordatorio

Ayer a la noche recibí de mi querida amiga, la Dr. Marilyn Rossner, la oportunidad de ver algunos de sus extraordinarios trabajos de investigación como especialista en psicoterapia y psicología conductual. 

Me dio algunos de sus apuntes y hablamos también sobre distintos casos que ella presenció mientras trabajaba como Directora de Educación Especial, en el Departamento de Psiquiatría de niños en Montreal.

Y como me he estado encontrando últimamente con personas que parecen estar en un estado de excesiva preocupación, he pensado que estas palabras que vi ayer escritas en uno de sus apuntes, podrían ser de ayuda.

"Si la preocupación alguna vez ha cambiado algo, podría ser muy valioso.

Pero lo único que consigues preocupándote es desgastarte y estropear lo que todavía tienes. 

Esa cosa tan horrible de la que te estás preocupando, puede que simplemente desaparezca. 

Y lo que finalmente suceda con el tiempo, quizás no justifique tu temor. 

Nunca ayuda a preocuparse sobre lo que no puedes rectificar.

Tu preocupación jamás cambiará los hechos, aunque te preocupes hasta el día de tu muerte.

Intenta pues utilizar tus momentos de preocupación creando pensamientos útiles y acciones constructivas.

Y tira tus preocupaciones, son cosas que no necesitas". 

Ahora bien, si eres una de esas personas con tendencia a preocuparte con excesividad, ¿para qué seguir preocupándote y sintiéndote mal cuando puedes usar ese mismo tiempo más ventajosamente? De hecho, siempre podrás focalizar el poder de tu mente para preocuparte. Tienes el resto de tu vida para hacerlo.

Pero, ¿por qué no emplear esa misma capacidad creativa que ya posees para crear unos nuevos pensamientos que recuerdes luego con gozo, alegría y satisfacción?

¿No te parece ésta una mejor opción?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


martes
ago262014

El Manjar De La Victoria

Existe un obstáculo crucial que, a menos que lo sobrepases, te mantendrá apartado de lo que más quieres en esta vida.

Para muchos esta barrera puede ser la más difícil de superar.

¿Que cuál es?

Aparece cada vez que pensamos o que afirmamos: "No es mi culpa".

La realidad es que hasta que no nos adueñemos de nuestra propia vida y nos responsabilicemos de cada una de nuestras decisiones, estaremos severamente limitados para lograr cualquiera de nuestros cometidos. 

Si alguien o algo te ha bloqueado alguna vez el camino y decidiste malgastar tu tiempo y tus recursos posicionándote como la "víctima", probablemente todo lo que hayas logrado ha sido drenarte a ti mismo, mental, física y emocionalmente.

Y aunque pienses que no haya sido realmente tu culpa, recuerda que el tiempo que tienes en esta vida es limitado. Tus recursos son limitados. ¿Por qué entonces malgastarlos señalando con el dedo, echando la culpa a otros, o incluso obteniendo algún tipo de reconocimiento por asumir el papel de “víctima”?

Desde luego que todo esto te puede hacer sentir bien, por lo menos a corto plazo. Incluso, puede que recibas una palmadita en la espalda o un afectuoso abrazo de alguna persona compasiva que te dice, “no es tu culpa”. 

Pero a parte de eso, lo único con lo que te quedas es contigo mismo y tu victimismo

Cuando asumes el papel de víctima te estás robando tu poder personal, estás debilitando al héroe que llevas en tu interior y asesinando, además, tu propia voluntad para triunfar.

Por supuesto que la gente se va a interponer en tu camino, y claro que hay ciertas personas que quieren mantenerte abajo. ¿Y qué? Ignóralos, esquívalos, velos como otro obstáculo a superar y algo de lo que puedes aprender, fortaleciéndote todavía más durante tu inevitable camino hacia la gloria.  

¿Por qué conformarte con las migajas del victimismo cuando puedes saborear el delicioso manjar de la victoria?

¿Y si tomaras hoy la decisión de pulverizar cualquier obstáculo que aparezca en tu camino mientras sigues fortaleciendo cada día tu voluntad, aumentando tu concentración y desarrollando además ese afán que te permitirá convertir tu vida en un triunfo imparable? 

¿Acaso no te lo mereces?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

sábado
ago232014

¿Por Qué?

¿Por qué alguien debería marcarse nuevos retos y mayores objetivos si quiere mejorar su actual nivel de bienestar?

Es un dato bien conocido que los objetivos dan un mayor sentido a tu vida, te marcan claramente una dirección por la cual progresar, y crean además el terreno para desarrollar muchas de las virtudes humanas, como la constancia, la creatividad, la paciencia, el ingenio, el sacrificio, la humildad, el optimismo, y la mentalidad de superación entre otras. 

Muchos en este mundo sentimos el deseo de aumentar nuestro nivel de bienestar y convertir nuestra existencia en algo provechoso, memorable y especial. Y si tú también te incluyes en este mismo grupo, ¿por qué no marcarte entonces objetivos cada vez mayores que te sigan inspirando, te sigan retando y te impulsen a sacar cada día lo mejor de ti? Y te digo esto porque cada vez que te comprometes con un estándar superior y avanzas en esa dirección, estás rompiendo a través de tus limitaciones actuales, estás siendo un ejemplo inspirador para los demás y contribuyendo con tus apasionados esfuerzos a la mejora de este mundo. Aunque también, y quizás esto sea lo más importente de todo, estarás descubriendo quién eres tú en realidad.

Pero, ¿qué hacer cuando a uno le surgen grandes retos, encontrándose completamente rodeado de problemas casi insuperables?

Desde luego que no es fácil salir de una situación así. Pero si decides que abandonar no es una opción para ti, la única alternativa entonces es seguir desarrollando un nuevo nivel de ingenio, un grado superior de inteligencia y una mayor determinación. Sigue hacia adelante y no abandones jamás aquello en lo que realmente crees. Si es necesario, clarifica nuevamente tu intención inicial y aumenta así tu deseo para alcanzar los éxitos que te mereces. Y pase lo que pase… Persiste hasta el final, hasta que la victoria sea tuya y la tengas fuertemente agarrada con tus manos.

¿Te gustaría conocer algo que podría ayudarte a mejorar más tu calidad de vida?

  1. Selecciona un objetivo que tengas en mente pero que aún no has empezado a hacer nada para alcanzarlo. 
  2. Describe el resultado final con gran precisión y utilizando sólo un lenguaje sensorial.
  3. Comienza por describir sólo los aspectos visuales de lo que quieres lograr.
    • Haz lo mismo con los aspectos auditivos. ¿Qué es lo que estarás oyendo cuando lo consigas? Haz lo mismo con los aspectos cenestésicos. ¿Qué es lo que estarás sintiendo cuando lo consigas? Y haz lo mismo con los aspectos olfativos y gustativos. ¿Qué es lo que estarás oliendo y saboreando cuando lo consigas? 
  4. Ahora, construye una película en tu mente del objetivo habiendo sido alcanzado. Comienza la película de forma disociada, es decir, viéndote a ti mismo justo enfrente de ti, en la gran pantalla de tu mente y llevando a cabo las nuevas conductas que te brindará este nuevo triunfo. Y luego observa la misma película pero esta vez hazlo asociado. Es decir, viendo y experimentando los acontecimientos como si estuvieras ya allí, en primera persona. Viéndolo todo a través de tus propios ojos, sintiéndolo todo a través de tu cuerpo.   
  5. Observa esta película repetidas veces y, cada vez que la veas, intenta amplificar todavía más la intensidad de cada uno de los sentidos, Visual, Auditivo y Cenestésico, Olfativo y Gustativo. Sigue haciendo esto hasta que sientas un cambio drástico en tu cuerpo y te sientas pletórico e imparable para emprender la acción en pos de tu objetivo.
  6. Repite este proceso tres veces al día durante las siguientes dos semanas, y date cuenta de lo motivado que te sientes y lo mucho más productivo que eres.

Ahora bien, ¿cuál es el siguiente paso?

Te invito a comprometerte cada mañana a potenciar más aún tu sentimiento de determinación para avanzar decididamente hacia tu objetivo, lanzándote hacia la acción, movilizando inteligentemente tus recursos y aplicando con precisión todo lo que sabes. Actúa, actúa, actúa y sigue progresando. Y por favor, no te olvides de que la acción es para el éxito, lo que el oxígeno es para la vida. 

Así pues, ¿por qué no tomas una respiración profunda y te pones ya mismo manos a la obra?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


lunes
ago182014

¿Qué Significa Esto?

Una de mis herramientas favoritas de la PNL (Programación Neuro-Lingüística) se llama Reencuadre. Y tiene que ver con cómo transformar el significado de cualquier situación limitante. 

Existe otra herramienta en la PNL que se llama “Reencuadre en seis pasos”, pero no tiene NADA que ver con esta. Además, el Dr. Bandler (Co-Creador de la PNL) dice que "El Reencuadre en seis pasos” es una técnica arcaica, y que ya no tiene ningún uso para ella debido a todas las nuevas estrategias que ha ido creando desde los años ochenta y que funcionan infinitamente mejor. 

El reencuadre pues, consiste en cambiar la percepción de los hechos a fin de tener más recursos para responder adecuadamente ante cualquier situación.

Es una herramienta muy util, especialmente cuando nos damos cuenta de que casi todo lo que ocurre “fuera” de nosotros está abierto a interpretación.

Supón que estás andando por la calle y le sonríes a alguien, pero esta persona sólo te mira con una cara seria y alargada. 

¿Qué significa esto?

Puede significar que no le gustas. Puede significar que están a punto de resolver un problema muy importante dentro de su mente, y que ni siquiera estaban prestando atención a lo que ocurría a su alrededor. Puede significar también que han comido algo para almorzar que les sentó mal y están haciendo un gran esfuerzo para no vomitar en la calle delante de todos. O podría significar que están locamente enamorados de ti, que se han enamorado de ti a primera vista y que están totalmente paralizados por el miedo. 

La verdad es que nunca sabrás lo que realmente significa. Entonces, ¿por qué elegir un significado que no te ayuda a sentirte como de verdad quieres? Después de todo, el único que asocia significados a cada uno de los eventos que vives momento a momento es tu propio cerebro. Y en realidad, ni siquiera tienes que justificarlos, ni tienes que dar cuentas a nadie. ¡Piénsalo! Nunca serás arrestado por la "Policia del Significado" aun si decides crear interpretaciones muy estrafalarias. Además, serás TÚ la única persona que accederá a esos recuerdos en el futuro.

Así pues, ¿por que no crear unos recuerdos que te ayuden y te apoyen plenamente a sentirte como tú quieres? De esta forma, estarás tomando el control de tu mundo interno y empezarás a ver el teatro de la vida con nuevos ojos.

Ahora bien, tampoco es necesario que te construyas grandes fantasías mentales sobre las personas con las que te vayas cruzando por la calle, o en el trabajo, etc. Pero ya que tu mente va a estar creando significados de todos modos, ¿por qué no crear unas interpretaciones que jueguen más a tu favor? ¡Considéralo! ¿Y si hoy mismo tomaras el control de este proceso modificando ventajosamente lo que las cosas significan para ti?

De hecho, descubrirás algo muy interesante cuando empieces a desarrollar el hábito de aplicar esto a lo largo del día. Te saldrán espontánea y naturalmente interpretaciones mucho más prácticas y beneficiosas. Y en poco tiempo, te estarás preguntando asombrado: "¿Cómo es posible que un simple cambio mental así esté mejorando tanto mis interacciones con el mundo y transformando positivamente además toda mi realidad?"

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que...

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

lunes
ago112014

El Poder De La Retroalimentación

Quizás el factor más determinante para alcanzar el éxito en cualquier ámbito de nuestra vida sea el proceso de retroalimentación.

¿Qué quiero decir con retroalimentar? Prestar atención a los resultados que producen nuestras acciones a fin de saber cuál es el siguiente paso que debemos tomar para alcanzar nuestro objetivo. En otras palabras, darnos cuenta de lo que funciona y de lo que no, para seguir mejorando en cada momento nuestros actuales niveles de percepción, inteligencia y actuación.

Imagina que quieres aprender a tocar una nueva canción en la guitarra. Y supón que ya sabes leer música y que sabes también tocar otras canciones. Pero en este caso, tienes una nueva canción que es un poco más “difícil” que las demás. Lo intentas por primera vez y te suena algo mal. Ahora, ¿has triunfado, has fracasado, o reconoces este resultado como un paso necesario en tu camino hacia la maestría musical?

Probablemente, cuando decides que vas aprender a tocar una nueva canción, no esperas que todo te salga “perfectamente” a la primera, ¿verdad?

La retroalimentación en este caso son los sonidos que salen de la guitarra mientras tus dedos entran en contacto con las cuerdas. Y, basándote en esta retroalimentación, vas cambiando una y otra vez tu modo de moverlos, realizando así los ajustes necesarios para seguir progresando hasta lograr una ejecución maestra.

Pues bien, teniendo en cuenta la forma en la que estamos configurados los seres humanos y la manera en la que funciona nuestro sistema nervioso, sin duda alguna necesitamos tener retroalimentación para aprender, progresar y triunfar en cualquier cometido. Pero desgraciadamente, cuando nos convertimos en adultos, este proceso de retroalimentación se convierte a menudo en algo que sólo etiquetamos como “éxito” o “fracaso”.

Imagina ahora que intentas tocar la nueva canción pero llevando sobre tus orejas unos grandes y mullidos auriculares mientras escuchas Heavy Metal a todo volumen. En este caso, no posees ninguna retroalimentación. No tienes absolutamente ni idea de saber cómo estás sonando y, probablemente, te costará más alcanzar tu objetivo.

Por desgracia, a veces hacemos lo mismo cuando intentamos interpretar la sinfonía de nuestra vida. Evitamos de forma consciente este proceso de retroalimentación, ya que tanto nuestras creencias y juicios personales como nuestros diálogos internos y expectativas nos provocan en ocasiones  miedo, dolor o frustración. En muchos casos, nos comportamos como si sólo tuviéramos una única oportunidad para que nuestros decididos intentos nos salgan bien. Y, si fracasamos, estaremos entonces condenados a vivir una vida oscura y solitaria.

Afortunadamente, la vida no es así, incluso si pensamos que lo es.  

Porque independientemente de los repetidos intentos que ya hayas realizado a lo largo de tu vida, cuanto más te concentres a partir de ahora en mejorar este proeso de retroalimentación y cuanto más lo utilices, más rápidamente aprenderás las nuevas habilidades que luego aplicarás para alcanzar tus próximos triunfos, y que celebrarás gozosamente con los demás.

Así pues, ¿por qué no ser aún más perceptivo para reconocer los efectos que cada una de tus acciones han tenido, tienen y seguirán teniendo sobre las áreas más vitales de tu realidad? 

Imagina lo mucho que todo esto aumentará tu rendimiento presente y cuánto más mejorará la calidad de tu vida en general.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO! 

 

viernes
ago012014

Superación Sin Fin

 Últimamente he hablado con muchas personas que sienten como si hubiera sólo una cosa más que deben alcanzar para que el puzzle de su vida encaje. Como si estuvieran a tan sólo "un paso" de su ansiado bienestar.

 Para algunas es conseguir una relación de pareja, para otras encontrar un trabajo, tener un hijo o disponer de cinco euros más en su cartera. Lo más interesante para mí es que parece que estas personas viven en un estado emocional como si estuvieran a “casi” un metro de cruzar la linea de meta, y entonces todo en su realidad por fin encajará. Sólo poseer una cosa más, sólo alcanzar un logro más, y finalmente lo habrán conseguido.

Desgraciadamente, existe una verdad que la mayoría de la gente no quiere escuchar. Nunca, nunca llegaremos a estar plenamente satisfechos.

¿Por qué? 

Porque los seres humanos estamos configurados, en lo más profundo de nuestro ser, para que nos sintamos siempre como si necesitáramos sólo un poco más. Y no importa cuánto ya hayamos conseguido en el pasado, siempre tendemos a querer un “poquito” más.

Esto es algo normal, es algo natural y con lo que debemos contar.

Ahora bien, hay algunas personas que piensan que la vida ideal consiste en no tener deseos. En ser completamente feliz con lo que posees. Pero eso puede resultar aburrido. De hecho, puede ser muy, muy aburrido. 

Si has conseguido alguna vez un objetivo importante que habías estado persiguiendo desde hacía tiempo, entonces sabes a qué me refiero. Cuando finalmente lo consigues, experimentas una maravillosa sensación de logro y satisfacción. Pero luego, esa emoción comienza a desaparecer, y quizás acabes experimentando el inevitable sentimiento de decepción.

¿Qué quiero decir?

Esa sensación de energía y motivación que te había estado impulsando hacia adelante está ahora ausente, y no hay nada que llene ese vacío. Y muy pronto esta decepción se puede convertir en aburrimiento. Y, si eres como cualquier otro ser humano normal, pronto pondrás el punto de mira en un objetivo aún mayor. 

Sólo cuando te comprometes plenamente con este nuevo deseo, es que empezarás a sentirte nuevamente vivo. Y esto es lo que para mí significa vivir una vida con propósito. Esto es lo que significa vivir, no sólo conscientemente sino diseñar también un destino estimulante con una intención motivadora, en vez de andar como un sonámbulo por esta realidad. 

El fin de la vida consiste en perseguir objetivos cada vez mayores, en desarrollar nuevas habilidades, en aumentar nuestra capacidad de aprendizaje para convertirnos en una versión superior de nosotros mimos. Estar aprendiendo, continuar creciendo y persiguiendo objetivos que nos inspiren y nos permitan convertirnos en alguien mucho mejor.

¡Piénsalo! ¿Por qué ser tú mismo cuando puedes ser mucho mejor?

Márcate pues unos objetivos claros, diseña seguidamente un propósito motivador y utiliza luego tus mejores recursos para que disfrutes día tras día de una superación continua y sin fin.

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


lunes
jul142014

¿Y Si Funciona?

Muchas personas cuando se enfrentan cara a cara a una situación peligrosa y con la posibilidad de fracasar, se formulan a menudo la siguiente pregunta: “¿Y si NO funciona?”

Es decir, concentran su foco de atención en un supuesto resultado negativo. Y esto hace que se incrementen las probabilidades de que se manifieste ese hipotético fracaso. Quizás no en el mundo exterior. Pero sí que lo hará en su mundo interno. ¿Por qué? Porque hoy en día sabemos que el cerebro no procesa la negación. Si yo te digo: “No pienses en un perro persiguiendo a un gato”. ¿En qué has pensado? Justo en lo que te había dicho que no pensaras.

Por esta razón, cuando estamos intentando conseguir un objetivo en el que el resultado final es dudoso, peligroso o incierto, es como si nos dijéramos a nosotros mismos y a un nivel inconsciente, “NO fracases”. Y esto trae de forma automática a tu mente la imagen del fracaso, que es precisamente lo que temes y en lo que "NO" querías pensar. Y ahora, esta nueva imagen, suscitará en tu interior un impacto emocional que te impedirá desplegar tus mejores recursos. ¿Me sigues?

Debemos recordar que, aquello en lo que nos concentramos lo experimentamos. Y cuanto más pensamos en algo, más real se vuelve. ¿Cómo crees que será tu nivel de rendimiento y actuación si te estás preguntando a cada momento: “¿Y si me sale mal? ¿Y si me sale mal? ¿Y si me sale mal?"

Podríamos decir que, la calidad de nuestra vida está siendo sentenciada, en gran parte, por las preguntas que nos formulamos de manera habitual. Si te formulas preguntas de calidad, obtendrás a menudo respuestas de calidad. Pero si diariamente uno se hace preguntas limítrofes y deficientes, ¿por qué sorprenderse entonces cuando no se obtienen unos resultados superiores? 

Cuando te hayas entrenado para hacerte automáticamente la pregunta: “¿Y SI funciona y me sale fenomenal? Descubrirás que en vez de sentir el miedo, la preocupación o aquella ansiedad que padecías en esas situaciones peligrosas o amenazantes, a partir de ahora estarás pensando en la satisfacción que obtendrás y en los nuevos tesoros que llenarán tu vida cuando estés triunfando. ¿Puedes ver como esta nueva pregunta activará dentro de ti un estado emocional mucho más útil y capacitador?

Y aunque puede que al principio no tengas éxito en esa situación en particular, recuerda que triunfarás eventualmente si continúas actuando con inteligencia y si te sigues formulando preguntas sugerentes, capacitadoras y positivas. Porque cuando lo hagas, un éxito te llevará al siguiente, estimulando tu mente a volver a formular nuevas preguntas y activar un estado de plenitud de recursos que te conducirá a emprender nuevas acciones ingeniosamente creativas.

Esto es lo que ocurre cuando decides despertar el poder creativo que siempre ha tenido tu mente.

¡Piénsalo!

¿Y si todo esto de verdad funciona?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que...

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!


jueves
jul102014

¡Por Fin!

Del 1 al 10 de agosto del 2014 se reunen una vez más en Montreal (Canada), algunas de las mentes más brillantes de la ciencia y la espiritualidad para compartir su sabiduría y expandir la visión actual de la humanidad.
Es un honor para mí haber sido invitado a participar en este gran acontecimiento. Aunque yo no sé si me incluiría en el mismo grupo en el que se encuentran todas estas grandes personalidades.
¡Espero que puedas asistir!
................
martes
jul082014

Cómo Expandir Tu Tapíz Mental

Albert Einstein afirmó: "Vivimos atrapados dentro de las fronteras que marcan nuestros pensamientos".

En realidad, todas nuestras reflexiones y conclusiones personales son los hilos que, momento a momento, utilizamos para crear el tejido de nuestra singular realidad. Si queremos mejorar cualquier aspecto de nuestra vida, necesitamos aumentar el tamaño del tapiz que usamos para pensar. Ya que cuantas más estrategias eficientes aprendamos mientras erradicamos pensamientos limitantes, más rápido disfrutaremos de las nuevas posibilidades que estos nuevos conocimientos nos brindan.

De hecho, con tan sólo concentrarte en algunas de las consecuencias que acarrean tus creencias actuales, puedes crear rápidamente las condiciones necesarias para conseguir un cambio y aumentar así la percepción de tu realidad.

Digamos que una persona afirma: "Si no controlo en todo momento a mis hijos, sus vidas serán un desastre". 

Ahora bien, si redirigimos su atención hacia las consecuencias de esta creencia, podríamos responderle: "Pensar así significa que tus hijos podrían resentirte o incluso llegar a odiarte. Y eso sí que sería un absoluto desastre, ¿no te parece?" 

Esta nueva alternativa, le ofrece a la persona la oportunidad para evaluar nuevamente esa convicción, abriéndole las puertas para cambiar y, si lo creyera necesario, adoptar entonces una manera de pensar más adecuada.

Supongamos que un individuo declara: "No puedo mejorar porque me siento incómodo realizando esta actividad". Y nosotros podríamos responderle: "Creer eso significa que reconoces lo importante que es para ti ser congruente con lo que sientes. Y la congruencia es, más que ninguna otra cosa, lo que más te ayudará a mejorar a largo plazo, incluso cuando experimentes alguna incomodidad por el camino. De hecho, cuanto más incomodo te sientas, más congruente estarás siendo contigo mismo y más rápido progresarás. ¿Y acaso no es eso lo que quieres?".

Así pues, si te sientes bloqueado en algún ámbito de tu vida por algunas de tus creencias, imagina que ocurriría si decides a partir de hoy empezar a divertirte, a ser más juguetón y a buscar desde ahora posibles respuestas a la siguiente pregunta: ¿cuáles podrían ser algunas de las consecuencias que experimentaré si continúo pensando así?

Y hasta que nos veamos de nuevo en nuestra próxima cita, simplemente recuerda que…

¡TÚ ERES, la llave del CAMBIO!

 

Page 1 ... 3 4 5 6 7 ... 31 Next 12 Entries »